Kubik Barcelona

Hoy volvemos al trabajo entrevistando a una de las seguidoras más activas de El Bien Social, Jessica, socia de Kubik y la encargada de hacer que se haya convertido el espacio en uno de los puntos neurálgicos de Gràcia.

¿A qué se dedica Kubik y qué os motivó a iniciar el proyecto?

Kubik es un espacio transdisciplinar y de coworking nacido a inicios de 1995 en Vila de Gràcia, un barrio creativo, dinámico y lleno de artesanía y de comercios de proximidad. Este edificio de 900m2 lleva 23 años abriendo sus puertas al emprendimiento y el empoderamiento ciudadano. Un espacio cálido, cercano, social, conectado con la identidad del barrio. Desde su nacimiento, la motivación principal ha sido compartir, cooperar y colaborar entre las personas miembros del espacio. Conectar talento, experiencias, ideas y motivaciones para impulsar proyectos y oportunidades que impacten de forma positiva en el entorno local y en nuestra sociedad.

Cómo promueve vuestro proyecto un cambio en la sociedad?

1) A través del CO-trabajo (“coworking”) / espacios de trabajo compartidos. Abiertos y diáfanos, para generar este entorno y ambiente de cooperación, colaboración y acompañamiento. Es cierto que ahora ya no es una novedad ni una opción disruptiva, sino que se ha convertido en la forma de trabajar (y de vivir) de este siglo y de la sociedad actual. No obstante, hace 23 años era una apuesta arriesgada, totalmente innovadora y opuesta al momento y a la tendencia que se auguraba (es decir, el teletrabajo). Pero los fundadores de Kubik creyeron desde el minuto 0 en un espacio en el que juntarse amigos, compañ[email protected], unir y nutrirse de otros talentos y perfiles / sectores profesionales. Y darle una revitalización al barrio (porque los coworking realmente impactan en la economía local y en la actividad comercial, cultural y social del barrio en el que se ubican).

2) Ofreciendo un espacio / plataforma de impulso para proyectos e iniciativas cuyo objetivo vaya más allá de la rentabilidad económica. Proyectos locales, del / para el barrio. Que puedan tener un impacto positivo en el comercio, la cultura, la sociedad. Que generen empleo, que fomenten unos valores basados en la sostenibilidad, el comercio justo. Son los perfiles y proyectos que buscan un entorno como Kubik y, al mismo tiempo, son las personas que deseamos tener en nuestra comunidad.

3) Dinamizando y generando un entorno para el networking, las conexiones sociales y oportunidades profesionales. Una oportunidad para que tanto miembros internos como vecinos y personas de fuera de kubik se junten, conecten y se nutran del talento, la experiencia y las motivaciones de [email protected] y [email protected] Estos eventos, además, generan un impacto positivo para colaboradores y entidades, comercios y proyectos amigos. Que nos proveen y aportan sus productos y servicios. Haciendo crecer la red y reforzando los lazos de cooperación.

Qué es para vosotros El Bien Social?

El Bien Social es un movimiento que, como indica, se enfoca en el “bien” de la sociedad. Por tanto, el foco y objetivo esencial es fomentar y trabajar por el bienestar de las personas. Una visión común lo más amplia e inclusiva posible. Para lograr un impacto en un primer momento quizás más local, sí. Pero aportando una semilla para un bien lo más global posible. De esta forma, el impacto positivo principal es el social. Aunque no debemos olvidar los aspectos económicos y ambientales. Porque inciden y repercuten directamente en las personas, en el bienestar de la sociedad.

Dónde veis vuestro proyecto dentro de 3 años?

Me gustaría que Kubik siguiera cumpliendo aniversarios, y se mantuviera tan vivo como lo es en estos momentos. Pero, sobre todo, preservando la esencia “CO” que le caracteriza. De forma que se convierta en ejemplo y referencia del espíritu y el auténtico entorno de trabajo compartido. Porque la tendencia es que el híbrido entre las oficinas/despachos y los espacios colaborativos. Yendo cada vez más a la sofisticación y, de nuevo, a la frialdad de los centros de negocio… Kubik debe seguir siendo 100% filosofía coworking. Pero también lo veo como un espacio más abierto y conectado con el barrio, con sus necesidades y con todo lo que hace de Gràcia un entorno único: su comercio de proximidad, su artesanía, su creatividad y dinamismo. No se trata solo de
contener talento y que trabaje en el espacio. Sino también de cómo éste se proyecta e impacta en el exterior. Por eso, Kubik debería converger hacia un hub de empoderamiento ciudadano. Un impulsor del Triple Balance. Porque sin un equilibro y sostenibilidad económica, social y medioambiental… No veo nada más que oscuridad en el horizonte futuro…

¡Compártelo con tus contactos!