Refill Aqua, la app para luchar contra las botellas de un solo uso. Entrevista con su fundadora Marta Olszewska

La verdad es que el pasado evento del TECH4SDGS me trajo muy buenas historias para contar. Y una de ellas es la de Marta Olszewska y su proyecto Refill Aqua, con el que pretende acabar con las botellas de un solo uso en Barcelona mediante su app. Pero casi prefiero que nos dirijamos directamente a la entrevista y sea ella misma quien nos lo cuente.

¡Vamos allá!

Empezemos por lo primero Marta. ¿Qué es Refill Aqua?

Nuestra misión es reducir las botellas plásticas de un solo uso en Barcelona a través de una red de puntos de recarga de agua. Estos puntos podrán ser cafés, restaurantes, estudios de yoga, tiendas ecológicas y otros sitios públicos alrededor de la ciudad. Todos estarán disponibles en nuestra app móvil donde las personas podrán encontrar la estación más cerca de ellos, entrar y rellenar su botella reutilizable con agua filtrada. Nuestro objetivo también es concientizar sobre la economía circular y ser una fuente confiable que ofrezca información sobre cómo reducir el plástico de un solo uso y vivir una vida más sostenible con menos residuos.

¿Qué te motivó a iniciar el proyecto?

La transformación de mi estilo de vida

Todo comenzó con mi propio camino personal hacia una vida más minimalista y sostenible. 

En el 2015, dejé todas mis cosas en el sótano de una amiga para empezar a viajar por diferentes lugares del mundo y…con una sola maleta. Descubrí, durante esos viajes, lo poco que realmente necesitaba. 

En ese momento también me informé sobre el impacto que tenía la industria de la moda en el medio ambiente, las condiciones en las que se hacía la ropa y cómo afectaba la salud de las comunidades locales. 

Conocer toda esta información hizo que empezara a revisar mi armario y dejara de comprar ropa, sobre todo en las grandes cadenas de de fast fashion muy conocidas por el impacto negativo que generan al medio ambiente. 

Además, no quería formar parte de este problema tan grave sabiendo cuánta agua se necesitaba para producir una camiseta de algodón y cuánta ropa se desperdiciaba cada segundo.

Reduciendo el plástico

Después tomé conciencia sobre el tema del plástico. Tan presente en todos los aspectos de nuestras vidas y con un impacto grandísimo en la contaminación de océanos y la vida marina.

Empecé a reducirlo de mi vida, paso a paso. Me di cuenta que era un reto difícil porque implicaba un cambio radical de mis hábitos diarios, principalmente, era preguntarme ¿qué compraba? ¿y dónde?

En todo este proceso, hay algo que me quedó muy claro: el reciclaje no era la respuesta (sabiendo que solamente un 10% de plástico se recicla en nivel mundial) y que todo se basaba en reducir y reutilizar

El primer hábito que cambié fue dejar de comprar botellas plásticas de agua en mi casa e invertir en un filtro: primero una jarra Britta y después Ecofiltro. También me compré una botella de vidrio reusable que podía llevar conmigo cuando salía de casa.

Solucionando mi problema con la botella reutilizable

Con mi botella reutilizable llegó el primer problema: podía llenar mi botella en casa y en la oficina, pero en ningún otro lado de la ciudad

La mayoría de los establecimientos (bares, cafés o restaurantes) venden botellas plásticas de agua y no ofrecen agua filtrada. En algunos casos, puedes pedir agua del grifo, pero para mi el agua en Barcelona, aunque es potable, no tiene un buen sabor debido al cloro que contiene. 

En ese momento pensé: ‘’sería genial poder entrar a cualquier sitio en Barcelona y poder rellenar mi botella reusable con agua filtrada’’ Al tener una red de estaciones de recarga, podríamos tener mucho más impacto colectivo a nivel de ciudad. 

De esta forma:

  • Ayudamos a solucionar el problema que tiene Barcelona, ya que es la segunda región más contaminada del Mediterráneo con 50 toneladas de plástico perdidos en el fondo del mar. 
  • Creamos conciencia sobre la economía circular y así ayudamos a personas locales y a los 15 millones de turistas que visitan Barcelona cada año, en su proceso de transición a una vida con menos residuos, proporcionándoles una alternativa al uso de botellas de plástico.

Entonces, allí nació Refill Aqua.

¿Cómo funciona el proceso de rellenado para un usuario?

El proceso es muy sencillo y consta de tres pasos:

  1. Abre nuestra app móvil (se publicará muy pronto en la App Store y en Google Play donde ya esta en version beta cerrada)
  2. Encuentra el punto de recarga de agua más cerca de ti. Puede ser una tienda ecológica, una peluquería, un restaurante o un estudio de yoga. Todos las estaciones están curadas por nosotros y ofrecen agua filtrada.
  3. Entra al sitio y rellena tu botella. Por ahora todas nuestras estaciones ofrecen agua gratuita, pero en futuro esto dependerá de cada negocio bajo una condición: Pedimos que el precio sea simbólico y no mayor al precio de botella de plástico. 

También puedes identificar las estaciones encontrando nuestras pegatinas en las ventanas de los negocios, como esta:

¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado con el proyecto y cómo lo has solucionado?

El mayor reto fue seguir construyendo nuestra red de puntos de recarga durante la cuarentena. La mayoría de los negocios pequeños, que son nuestras estaciones potenciales, han tenido que cerrar y si seguían abiertos, no estaban dadas las condiciones para juntarse y unirse a nuevas iniciativas. 

Debido a que el sabor del agua de grifo de Barcelona no es agradable, uno de los requerimientos para convertirse en una estación de recarga es ofrecer agua filtrada. Esto implica que muchos negocios tienen que invertir en una solución filtrante. Algunos de ellos ya la tienen, pero hay quienes no. A pesar de que les ayudamos a través de nuestra colaboración con Ecofiltro Europe, en esta situación de confinamiento, claramente nadie está dispuesto a invertir, pues hay problemas mucho más graves a enfrentar. 

Por eso, cambiamos nuestra estrategia. En vez de contactar a las estaciones potenciales, empezamos a crear contenido que ayudaba a la gente durante el confinamiento. Como este articulo de hacer la compra zero waste durante la cuarentena. También apoyamos a los negocios pequeños que están en una situación difícil. Por ejemplo, donamos una caja de verduras al restaurante Les Tres a la Cuina, que tuvieron que cerrar sus puertas, pero siguieron cocinando para los sanitarios de los hospitales a través de Health Warriors. 

Además, empezamos a crear piezas de contenido colaborativas, donde consigues consejos y trucos de personas que viven según la filosofía zero waste. 

Creemos que durante estos tiempos, la única “estrategia de marketing” debe ser empatizar con la gente más que nunca y encontrar maneras nuevas a ayudar.

¿Cuál es el propósito social que queréis resolver en vuestro partnership con Ecofiltro?

La misión de Ecofiltro nos encanta porque es un proyecto social que ayuda a las comunidades vulnerables de los territorios rurales de Guatemala, que tienen un gran problema de salud por la baja calidad de agua. 

Su objetivo era ayudar a un millón de familias guatemaltecas ofreciendo una forma sostenible y ecológica para filtrar el agua que no es potable. Hasta ahora Ecofiltro fue introducido a casi 5.000 escuelas en todo el país ayudando a más de 800.000 niños.

Además, Ecofiltro es un producto ecológico y compostable que dura dos años y después se puede reutilizar para compost, fertilizante o como maceta.

Nos juntamos con ellos para poder ofrecer una solución a aquellos negocios que no tenían manera de filtrar el agua. Ecofiltro propone una manera fácil de filtrar agua y no tiene que estar conectado a una fuente de agua. Solamente, hay que llenarlo con agua del grifo y ya está. El sabor del agua es puro y la calidad es mejor que la del agua embotellada (¡y sin usar plástico!).

¿Dónde te gustaría ver el proyecto dentro de 3 años?

Nuestra visión es tener una red establecida de puntos de recarga distribuidas por las zonas más concurridas en la ciudad de Barcelona. Lo más importante es lograr un impacto positivo en cifras concretas, por lo menos, 1 millón de botellas plásticas al año. También nos gustaría ver un cambio de hábitos en la manera de consumir agua en la ciudad y que el concepto de “rellenar” se vuelva popular. 

Además, queremos que Barcelona sea conocida como una ciudad que cuida el medioambiente y crea soluciones innovadoras para promover la idea de reducir plásticos de un solo uso. 

Otra cosa que nos gustaría, es probar si el concepto puede funcionar en más ciudades de España y así establecernos en Madrid y otras ciudades con polución alta donde podríamos tener un gran impacto. 

¿Cómo estás manejando la crisis del Covid? Podrías compartir algún consejo para nuestros lectores?

Hemos tenido que adaptarnos como todos los demás y aceptar que ahora mismo es imposible crecer a toda costa. Estamos escuchando, creando, cultivando relaciones y ayudando a las personas con lo que podamos. 

Creo que esta es siempre la mejor estrategia de marketing y ahora aún más. Es importante empatizar con la gente y encontrar nuevas maneras de concientizar y educar sin “vender” ni hablar tanto de nuestra solución.

¿Qué es para ti el bien social?

Para mi es crear una sociedad que vive de forma sostenible respetando su entorno: las personas y el medio ambiente

Considero que para esto se necesitan dos cosas, primero, que el gobierno local adopte legislaciones nuevas para los comercios (por ejemplo la prohibición de plástico de un solo uso) y que los consumidores demanden también estas acciones a las marcas y negocios

Cada compra que hacemos es un voto al mundo que queremos ver en el futuro. Solo lo logramos si actuamos juntos y siendo más responsables en nuestras acciones y compras.

Deja tu comentario