Rubrum, productos de diseño realizados a partir de skateboards en desuso

Os traemos una nueva entrevista en el canal 🙂 Ahora hacia días que no publicábamos en escrito, pues el podcast nos está llevando bastante trabajo. Pero nunca es mal momento para recuperar antiguas y buenas costumbres. Esta vez os traemos una entrevista con Dania y Juan Carlos, creadores de Rubrum, para que nos cuenten su increíble proyecto.

¡Bienvenidos!

¿Qué es Rubrum y qué os motivó a iniciar el proyecto?

Rubrum nace el año 2013 como un estudio de diseño social y experimental orientado a la creación de objetos a partir de la reutilización de skateboards en desuso. Nos motivó el poder darnos la oportunidad de crear un proyecto donde predominara el oficio además de trabajar con una materia prima que no tuviera un impacto negativo asociado, que fuera endémica de nuestra zona geográfica, como es el desecho del skateboard actualmente y poder crear una nueva economía familiar limpia e incluir el trabajo colaborativo con la comunidad (factor social).

Principalmente quisimos desarrollar una forma de trabajo con un enfoque sustentable, implementando un manejo más responsable sobre el uso de las materias primas y la minimización de residuos en nuestra cadena productiva, poder contribuir de manera positiva hacia un cambio social, ambiental y económico, demostrando que es posible tener un producto de calidad con materiales en desuso, el trabajo colaborativo y generar una economía más acorde con las necesidades actuales del planeta y finalmente el poder llevar a cabo el proyecto con un enfoque circular, en armonía y respeto con nuestro entorno.

¿Cómo se os ocurrió crear un proyecto de upcycling a partir de los skateboards en desuso?

El skate siempre ha estado presente a lo largo de nuestras vidas y fue por medio de una conversación con un amigo, que nos pidió que creáramos unos lentes de madera, donde surgió la idea de que fueran de madera de skate. Fue desde ahí donde visualizamos y proyectamos este material, que paradójicamente era lo más endémico que teníamos como materia prima de la zona, ya que la práctica del skate va en aumento y siempre se producirá este desecho, pues el skate cuando se rompe deja de ser útil como tal, por lo que utilizarlo como materia prima no tenía un impacto asociado, sino todo lo contrario, estábamos rescatando un material para darle nueva vida y además concientizar a la comunidad.

¿Fue rápidamente aceptada vuestra propuesta de recuperación de skates, o tuvisteis que hacer pedagogía del proyecto?

Cuando comenzamos tuvimos rápida aceptación por lo innovador y original de los objetos que creábamos, eso llamaba mucho la atención de las personas que se sorprendían al saber que los objetos estaban creados por medio de la reutilización del skate en desuso. A lo largo de estos casi 7 años, nos hemos enfocado en comunicar lo que hacemos para revalorizar los oficios, el trabajo hecho a mano y resignificar a lo que llamamos basura.

¿Qué tipo de productos estáis creando a día de hoy?

Actualmente desarrollamos tres líneas de productos. Una de ellas es de joyería sostenible, donde creamos distintas piezas de joyería desde anillos, argollas de compromiso, amuletos y aros.

Otra línea es de decoración para el hogar donde tratamos de acercar la naturaleza a las personas a través de pequeños y originales contenedores para plantas.

La última línea que estamos desarrollando es la de eco-arte donde creamos piezas de arte desde cuadros hasta pequeñas esculturas. Además de nuestras líneas de productos, generamos un espacio para que las personas puedan proponer y co-crear juntos sus ideas de forma muy personalizada.

¿Consideráis que el upcycling y en general la economía circular están empezando a ganar terreno?

Estos últimos años las personas están cambiando su enfoque a raíz de la crisis climática, muchos se preguntan hoy en día de donde vienen los productos que adquieren y están cambiando sus viejos hábitos de consumo, prefiriendo apoyar negocios locales que trabajen por un bien común, el trabajo hecho a mano y los procesos artesanales. De la misma forma las pequeñas y grandes empresas están dirigiendo su foco en hacer más sustentables sus procesos de producción, cambiando el antiguo modelo de desecho masivo por optimización de recursos y menos impactos asociados.

Para vosotros, ¿cómo debe ser el enfoque del diseño circular a la hora de desarrollar un producto?

El diseño de objetos actualmente debe estar enfocado en que los productos nunca lleguen a transformarse en “basura”, debe considerar desde el inicio la obtención de materias primas obtenidas por medio de recuperación de residuos para volver a poner en el ciclo de utilidad los materiales a fin de rescatar sus procesos productivos y toda la energía implícita en la creación de estos, posteriormente en sus procesos de producción utilizar de forma eficiente la energía e insumos que no dañen el ambiente en el cual se desarrollan para finalmente crear productos de valor, éticos y que en su fin sean compostables o que puedan volver al ciclo a través del reciclaje.

¿Dónde os gustaría veros dentro de 2-3 años?

Dentro de 2 a 3 años nos gustaría seguir creciendo para poder generar empleos a través de la inclusión social y desarrollar una línea de productos que incluyan la recuperación de otros desechos, para con esto, a través de nuestro oficio recuperar mayor cantidad de desechos o basura y transformarlos en objetos de valor, volviéndolos así al ciclo de utilidad.
Reducir y transformar la basura o los desechos en objetos de valor.

¿Qué es para vosotros el bien social?

El bien social, es habitar en respeto y equilibrio con todo lo que nos rodea, sabiendo que somos parte de un todo y que cada acción afecta directa o indirectamente a un otro, desde esta conciencia nos relacionamos desde la armonía con todos los seres, la comunidad, la sociedad y el planeta del cual somos parte.

 

Deja tu comentario