Descubriendo Faberin, la plataforma que conecta diseñadores con artesanos locales

HomeEmpresas SosteniblesDescubriendo la Sostenibilidad

Descubriendo Faberin, la plataforma que conecta diseñadores con artesanos locales

Hoy damos la bienvenida a uno de nuestros partners, lo que significa que... ¡tenemos nueva entrevista! En concreto, hablamos con Vicente Cánovas, fun

Entrevista con Ignasi Eirriz, fundador del Marketplace de Moda Sostenible Ethical Time
Descubriendo la Innovación Social con Tomy Megna de Learning by Helping
Descubriendo ALGAR-BBE Life con María Álvarez de Neoalgae: desarrollo de bioestimulantes con efecto biocida a partir de microalgas.

Hoy damos la bienvenida a uno de nuestros partners, lo que significa que… ¡tenemos nueva entrevista!

En concreto, hablamos con Vicente Cánovas, fundador de Faberin, el portal online que conecta diseñadores con fabricantes locales.

¿Qué es Faberin y qué os motivó a iniciar el proyecto? ¿Y qué significa Faberin?

Hubo un tiempo en que diseñadores y artesanos se expresaban con una misma palabra, faber. Faber-in, es el lugar de los creadores.

Faberin es una plataforma nativa digital que conecta diseñadores de producto internacionales con fabricantes locales, artesanos y makers. Visionamos un nuevo orden de fabricación, donde lo que viajan son las ideas, y no los productos.

La plataforma da soporte a profesionales de distintas disciplinas; supone un escaparate y un impulso internacional a diseñadores de producto, y una oportunidad de acceder a un catálogo exclusivo para los fabricantes locales. Como resultado, se obtienen productos únicos producidos bajo demanda, se hace un uso adecuado y concienciado de los recursos, reduciendo así las innecesarias producciones de stock masivas.

Faberin impacta en los Objetivos de Desarrollo Sostenible #ODS2030, establecidos por la ONU sobre la producción y el consumo responsable.

Creemos en el talento y valoramos el diseño como disciplina y como factor imprescindible de innovación. Por eso, cada profesional puede fijar sus royalties por cada pieza diseñada y fabricada. Ellos mismos ponen en valor su trabajo. Además, garantizamos la propiedad intelectual, la protección y el respeto de todos sus derechos.

Una comunidad de profesionales que crece cada día, procedentes de distintos continentes, con una motivación universal: el empeño y la pasión por lo que hacen. Cuando un usuario se registra a través de nuestra plataforma, nos enorgullece saber que los modelos digitales conectan personas, funcionan , y que todos en realidad hablamos el mismo lenguaje.

¿Por qué decidisteis emprender en el mundo de los accesorios y espacios de trabajo para el hogar?

Con la llegada de la pandemia del COVID19 se ha producido una aceleración en algo por lo que Faberin apostó desde el principio: que cada uno de nosotros podamos trabajar en el lugar que más nos guste, que más nos inspire, o sencillamente que podamos cambiar y trabajar de manera flexible, balanceando la vida profesional y laboral. En Faberin creemos que ha llegado una nueva forma de vivir, de trabajar y de interactuar con los demás.

Toda esta transformación que estamos atravesando ha provocado unas nuevas necesidades y en Faberin queremos apostar por nuevas soluciones, creando diseños que ayuden a resolver estas nuevas formas de vivir, de trabajar y de relacionarnos con la tecnología.

¿Qué hace a vuestro proyecto sostenible? ¿Cómo lo lográis?

En Faberin creemos que el mundo que se creó tras la revolución industrial ha traído mucho progreso a la sociedad, y también creemos que ha llegado el momento de transformarlo.
Creemos en la sostenibilidad como una forma de vida, en todos los aspectos, no sólo en el consumo. También en la fabricación. Apostamos por la fabricación local, por la reducción de los stocks de productos, por la fabricación en lotes pequeños, bajo demanda.

¿Sabes que la industria naviera es responsable del 11% de las emisiones de CO2? El impacto en los mares y en el planeta es brutal, creando diques, puertos y como se vio recientemente en el canal de Suez con el super-portacontenedores, infra-estruturas con alto coste medioambiental.

Barcelona fue el punto de inicio en el año 2014 de la iniciativa global, Fab-City donde las ciudades se comprometen a fabricar lo que consuman en el plazo de 40 años. Faberin es una iniciativa privada que está alineada con los retos a los que nos enfrentamos.

En un mundo tan saturado de productos clónicos de grandes marcas, el vuestro es un proyecto que destaca por su diseño y exclusividad ¿A qué público vais dirigidos?

Nuestra comunidad, que incluye a nuestros clientes, son en su mayoría profesionales del diseño, del marketing, de las finanzas, que son sensibles al diseño y a su vez son responsables y conscientes de los que consumen. Les gusta saber dónde se fabrican los productos, los materiales y aprecian la originalidad.

¿Créeis que Internet y la venta online ha sido clave para que diseñadores con talento puedan vivir de sus creaciones?

Sin lugar a dudas, internet ha eliminado barreras y restricciones permitiendo que el talento pueda llegar a cualquier parte del mundo. Las distintas plataformas existentes para diseñadores Gráficos, UX, Web, etc donde no hay intercambio de bienes, sino de servicios ha provocado una acercamiento del talento a los demandantes de estos servicios.

Desde Faberin tratamos de acercar el talento de los diseñadores de productos a los consumidores a través de fabricantes locales. Nuestra visión es hacer llegar el diseño de producto a cualquier parte del mundo, conectando talento y habilidades a través de la tecnología. Los particulares también pueden adquirir los diseños de los artistas a través de nuestro ecommerce, donde encontrarán desde escritorios portátiles hasta elementos de decoración e iluminación.

¿Cuáles son los retos a los que os enfrentáis ahora?

Nuestro siguiente reto es escalar el modelo a nivel global. Estamos trabajando en la apertura de Feberin en Guatemala que se producirá en unos días. También trabajamos en la apertura de Mexico y un país europeo. Estamos seleccionando los partners locales adecuados para entregar los productos fabricados localmente con las garantías de calidad y rapidez que son ya el sello de Faberin.

¿Dónde esperáis ver vuestro proyecto en 1-2 años?

En dos años nos gustaría tener sede y estar desarrollando Faberin en mercados amplios, como USA, Alemania o Reino Unido. Además estamos trabajando en soluciones de blockchain que nos permitan certificar los diseños, garantizar la originalidad y la autenticidad de los mismos.

En medio plazo nos gustaría estar en mercados más complejos como China, Rusia o Brasil, tener establecida nuestra propia academia de diseño y manejar los royalties de los diseñadores con tecnología blockchain.

¿Qué es para vosotros el bien social?

Para nosotros el bien social es producir con el menor impacto posible, produciendo localmente, usando y re-utilizando materias primas locales, lo que nos permite reducir la logística y los stocks. Esto impacta en los consumos de energía y en la necesidad de crear grandes infraestructuras.

Por otro lado, creemos en la remuneración del talento, independientemente de donde este y sus circunstancias. Así respetar los royalties de los diseñadores, y brindarles una oportunidad a su talento para que puedan alcanzar cualquier mercado, forma parte de nuestra misión.

Trabajar con fabricantes locales, proporcionándoles diseños internacionales y las herramientas para llegar a los consumidores, es nuestra forma de apoyar a los artesanos y talleres que permiten la vuelta de los trabajadores de las grandes factorías a espacios de trabajo más amables.

Y por último, nuestros valores y nuestra cultura corporativa, donde apostamos por nuestra comunidad, impulsando un liderazgo solidario que inspire a los demás a tratar de alcanzar las metas y sueños que nos hemos propuesto.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social