La Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales, Humane Society International y la Fundación Franz Weber instan a prohibir el comercio de trofeos de caza en España

HomeActivismo

La Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales, Humane Society International y la Fundación Franz Weber instan a prohibir el comercio de trofeos de caza en España

En vísperas del Día Mundial de la Vida Silvestre, Humane Society International/Europe, la Fundación Franz Weber y la Asociación Parlamentaria en Defe

La World Central Kitchen del chef José Andrés se moviliza en Ucrania
Se celebra la primera «MadBlue EarthGiving Night”, un encuentro que anualmente reunirá a líderes en las mejores prácticas hacia el desarrollo sostenible para rendir homenaje a la naturaleza
SUBMON retira 4500 kg de residuos de gran tamaño que impactaban a praderas de posidonia dentro del Proyecto LIBERA
ColaCao lanza una edición solidaria de su bote para luchar contra el bullying

En vísperas del Día Mundial de la Vida Silvestre, Humane Society International/Europe, la Fundación Franz Weber y la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA) han celebrado un panel de expertos bajo el lema: “Prohibamos la importación de trofeos de caza de especies amenazadas”. Un foro en el que se ha presentado una Proposición No de Ley para prohibir la importación de trofeos de caza de especies protegidas.

El acto, que se ha llevado a cabo en el Salón Clara Campoamor del Congreso de los Diputados, ha contado con un gran número de ponentes internacionales y parlamentarios de la APDDA, los cuales se han comprometido a promover iniciativas para prohibir la importación de trofeos. La propuesta presentada prohibiría la importación a España de trofeos de caza de las especies incluidas en los Anexos A y B del Reglamento de Comercio de Vida Silvestre (Reglamento (CE) nº 338/97 del Consejo), ya que España es el segundo mayor importador de trofeos de caza de la UE. Por este motivo, tiene que desempeñar un papel fundamental en la protección y conservación de la fauna silvestre amenazada y en la abolición de estas prácticas obsoletas y dañinas.

Los participantes que asistieron al evento han debatido sobre los efectos negativos de la caza de trofeos en especies vulnerables y en peligro de extinción, así como sobre las medidas necesarias para abordar esos efectos. España tiene ahora la oportunidad histórica de posicionarse en la lucha para proteger la biodiversidad global y para implementar iniciativas de conservación sostenibles y efectivas para la vida silvestre. Un protagonismo que ya tuvo España en 2018 con la entrada en vigor del Plan de acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestre, y que convirtió a nuestro país en el primero en trasponer el plan de acción de la Unión Europea.

Esta iniciativa va en línea con la reciente publicación del informe de HSI/Europa, La caza de trofeos en números: El papel de la Unión Europea en la caza de trofeos mundial, que destaca la devastadora contribución de la Unión Europea a la industria de la caza de trofeos como el segundo mayor importador mundial de trofeos de caza, solo por detrás de Estados Unidos.

Entre 2014 y 2018, la UE importó cerca de 15 000 trofeos de caza —ocho por día— de 73 especies protegidas internacionalmente. Durante esos cinco años, el número de trofeos entrantes en la UE aumentó un 40 %.

Lamentablemente, España juega un papel clave en la importación de trofeos de especies emblemáticas. En los cinco años que cubre el informe, nuestro país importó 2.117 trofeos de caza de 51 especies de mamíferos incluidos en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Entre ellos, destaca al menos un trofeo de rinoceronte negro y un trofeo de adax, ambos señalados como “en peligro crítico” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Además de los ya mencionados, también se cuentan cientos de trofeos de otras especies majestuosas, incluidos leones y elefantes africanos, guepardos, cebras, osos pardos y osos polares. La mayoría de los trofeos de león importados se originaron a partir de animales criados en cautividad que fueron asesinados en cacerías enlatadas, una práctica considerada poco ética incluso entre los grupos de caza.

En 2019 y 2020, a pesar de los grandes cambios que tuvo la COVID-19 en la vida de las personas, los cazadores de trofeos españoles lograron viajar e importar más de 1.000 trofeos de especies incluidas en CITES, un aumento significativo con respecto a años anteriores.

La caza de trofeos, un pasatiempo colonial que celebra la matanza de animales salvajes, es incompatible con las ambiciones de biodiversidad de la Comisión Europea. Tampoco es buena la opinión pública de los ciudadanos de la UE sobre este tema. España tiene una de las tasas públicas de oposición a la caza de trofeos más altas de Europa. Según los resultados de una encuesta reciente de Savanta ComRes, encargada por HSI/Europa, el 89 % de los españoles se opone a la caza de trofeos de especies protegidas internacionalmente, el 85 % se opone a la caza de trofeos de todos los animales salvajes y el 84 % piensa que los españoles no deberían poder importar trofeos de animales muertos.

En caso de aprobarse la iniciativa, España no sería el primer Estado miembro de la UE en tomar medidas: Francia prohibió la importación de trofeos de leones, Países Bajos prohibió la importación de trofeos de caza de más de 200 especies, el Parlamento belga ha presentado una propuesta legislativa para prohibir la importación de trofeos de caza de especies amenazadas,  mientras que  los miembros del Parlamento finlandés presentaron una moción que contenía una propuesta para prohibir la importación de estos trofeos. El Reino Unido ha declarado recientemente que tiene la intención de introducir la prohibición más estricta de la historia de los trofeos de caza. Paralelamente hoy, se ha presentado en Italia un proyecto de ley en la Cámara de Diputados de Italia para prohibir la importación y exportación de trofeos de caza de todas las especies protegidas por CITES.

Joanna Swabe, directora sénior de asuntos públicos de Humane Society International/Europa, ha señalado que “la caza de trofeos no tiene cabida en la sociedad moderna. Los cazadores de trofeos españoles matan a miles de animales salvajes, incluidas especies amenazadas o en peligro de extinción, solo por diversión. No solo es cruel, sino también completamente irresponsable permitir que las élites ricas disparen contra especies en peligro de extinción por puro placer mientras el mundo se enfrenta a una crisis de biodiversidad sin precedentes. Rellenar, embalar y enviar partes de animales a casa para exhibirlas es una motivación importante para los cazadores de trofeos, por lo que, si más Estados miembros de la UE prohibieran las importaciones de trofeos, ayudaría a detener esta matanza innecesaria”.

Por su parte, Anna Mulà Arribas, asesora jurídica de la Fondation Franz Weber, ha afirmado que “creemos que puede haber un espacio para esta acción consensuada que refleje la opinión pública y en la que se reconozca la evidencia científica y las preocupaciones sobre la conservación de las especies y la protección de los animales. Así, el Plan de acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestres y la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en el contexto del Reglamentos comunitarios de aplicación del Convenio CITES, legitiman a las autoridades CITES en España a proponer medidas que supongan el cese de los permisos de importaciones trofeos de caza de especies amenazadas que se cazan fuera de nuestras fronteras”.

En esta línea, la diputada de APDDA, María Dantas ha repasado las medidas adoptadas al respecto por otros estados europeos, como Francia, Países Bajos y hasta Reino Unido: “Estamos viendo gobiernos de todos los colores políticos, incluso liberales o conservadores, que son capaces de adoptar medidas más ambiciosas para la protección de la biodiversidad y de las especies amenazadas de las que se han tomado hasta la fecha en España. Ha llegado la hora de actuar, no podemos quedarnos atrás.”

Por último, la diputada Inés Sabanés, ha asegurado que “esta proposición no de ley es una forma de reflejar en el Pleno del Congreso de los Diputados el amplio rechazo que existe en España hacia la caza de especies amenazadas, como queda patente en la encuesta realizada. Queremos proteger a especies que ya han sido declaradas como amenazadas o vulnerables y que, aun así, se permite su caza por razones puramente recreativas. Además, ya ha quedado demostrado que no contribuye ni a la conservación de las especies ni al desarrollo económico local.”

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social