ECODES impulsa la electrificación de las flotas urbanas para mejorar la calidad del aire y contribuir a la transformación de la movilidad

HomeActualidad

ECODES impulsa la electrificación de las flotas urbanas para mejorar la calidad del aire y contribuir a la transformación de la movilidad

A través de la campaña “Saludable y limpio. Elige eléctrico”, busca que aquellos que más kilómetros recorren por nuestras calles apuesten por vehículos de cero emisiones

Abierta la convocatoria EMPLEA para apoyar la contratación de personas desempleadas en la economía verde
La Fundación Cofares a través de las farmacias de La Palma dona productos de salud a los afectados por la erupción del volcán
La B-Corp Danone combate el cambio climático reduciendo el desperdicio alimentario junto a To Good To Go

ECODES lleva trabajando por el impulso de la movilidad sostenible desde su constitución, siempre desde una posición neutral y de apoyo. Ahora, bajo el marco de la Semana Europea de la Movilidad, da un paso más en esta línea y lanza la campaña “Saludable y limpio. Elige eléctrico”, con la que pone el foco sobre los vehículos que más kilómetros recorren por las ciudades españolas: flotas urbanas de autobuses, taxis, vehículos compartidos, vehículos de transporte con conductor y empresas de distribución de mercancías, principalmente. Su objetivo es promover una transformación de la movilidad urbana, que no solo se dirija al cambio de un vehículo contaminante por otro eléctrico, sino que también ayude a reducir la contaminación, garantizar una calidad de aire mínima y sensibilizar a la ciudadanía, pues ésta tiene en su mano elegir qué tipo de servicio recibir.

El sector del transporte y la movilidad es uno de los grandes emisores de gases de efecto invernadero (GEI). En el año 2019 supuso el 29,1% de las emisiones totales de España, siendo el transporte por carretera responsable de alrededor del 26%, del que el más del 10% corresponde a la contaminación por el tráfico urbano. Pero, además del CO2, principal gas responsable del calentamiento global del planeta y, por ende, contribuidor al cambio climático, los óxidos de nitrógeno y las partículas emitidas por el sector provocan problemas de calidad de aire que afectan directamente en la salud de las personas. 

La descarbonización de este sector tiene que ser prioritaria. Llevamos muchos años diciendo que es tiempo de actuar, pero es que ahora ya no hay margen para más prórrogas. Y en este proceso las ciudades tienen un papel fundamental que cumplir. Deben asumir y promover cuanto antes la transformación de la movilidad urbana hacia las cero emisiones, reduciendo el número de vehículos privados y fomentando la movilidad activa. Necesitamos una apuesta firme, superando barreras y con la colaboración de todas las partes”, señala Cristian Quílez, responsable de proyectos del Área de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) se propone lograr una reducción de 27 Mt CO2 equivalente en el sector para 2030, lo que equivale a una reducción de emisiones del 33% respecto a las actuales. Se plantea un cambio modal que afectará al 35% de los pasajeros-kilómetro que hoy se realizan en vehículos de combustión convencional. Además, se marca el objetivo de alcanzar los 5 millones de vehículos eléctricos -incluidos turismos y furgonetas- para esa fecha. A su vez, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética obliga a todas las ciudades de más de 50.000 habitantes, y en aquellas de más de 20.000 con problemas de calidad de aire, a implementar Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) antes de 2023.

Ante estas metas, descarbonizar pasa por transformar la movilidad urbana. “Con esta campaña perseguimos consolidar compromisos públicos, privados y particulares claros con la electrificación de las flotas urbanas de los servicios de movilidad y de distribución urbana de mercancías. Creemos que es un paso para decir adiós al humo, la congestión del tráfico, la contaminación acústica y la ocupación del espacio público. Queremos una movilidad que devuelva la calle al ciudadano, impulse la economía, el comercio local, un urbanismo amable y un estilo de vida saludable. Una movilidad que haga ciudades respetuosas con el clima, el medio ambiente y las personas”, concluye Quílez.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social