Econward, tecnología española de alto impacto para optimizar el tratamiento de los residuos orgánicos

HomeActualidad

Econward, tecnología española de alto impacto para optimizar el tratamiento de los residuos orgánicos

La Directiva Europea de Residuos establece que todos los países de la UE deberán reciclar, al menos, el 65% de sus residuos orgánicos en 2035, todo u

‘Sueños migrantes’, los cortos de Fundación Adsis que reflejan las pesadillas e ilusiones de seis personas migradas
Airbnb.org ofrecerá de forma gratuita alojamiento temporal para hasta 100.000 refugiados que huyen de Ucrania
Llega la III edición del afterwork Ferments! con calçotada urbana popular
El futuro del trabajo ya se ve en los Juegos Olímpicos

La Directiva Europea de Residuos establece que todos los países de la UE deberán reciclar, al menos, el 65% de sus residuos orgánicos en 2035, todo un reto para España dado que nuestra cifra actual de reciclaje apenas llega al 35%, frente a la media europea del 48%.

Econward es una compañía de tecnología española centrada en el desarrollo de soluciones para optimizar el tratamiento de los residuos orgánicos. Teniendo en cuenta el gran volumen que representan los biorresiduos (más del 40% del total), la importancia de centrarse en ellos es absoluta. 

Econward ha conseguido desarrollar una tecnología propia (BIOMAK) que nace precisamente para intentar aportar una solución a esta dificultad de reciclar bien en origen. El equipo está desarrollado para integrarse en las plantas de residuos, tanto en las nuevas como en las ya existentes, para mejorar su eficiencia.

¿Podemos convertir el problema de los residuos en una oportunidad?

Biomak es un equipo industrial que lo que hace es aplicar un tratamiento térmico a los biorresiduos, con la intención de degradarlos, homogeneizarlos y limpiarlos de patógenos a través de un proceso de hidrólisis térmica que consigue cambiar sus propiedades físicas y químicas. Estos procesos ya se utilizan en otras industrias como la del tratamiento de aguas, y permiten aprovechar el vapor de agua para reducir el consumo energético. 

¿Qué se consigue con esa degradación del material? Básicamente, prepararlo para que el proceso de producción de biogás y metano (es decir, el proceso de la digestión anaerobia) sea mucho mejor. ¿Por qué? Porque los residuos municipales vienen muy mezclados y sucios, y es muy complejo producir biogás de forma eficiente con ellos. 

El resultado es un material homogéneo e higienizado que mejora la posterior producción de biogás, además de su posible uso como compost y fertilizante. 

Las pruebas que han realizado en sus instalaciones de Rivas-Vaciamadrid han demostrado que, aplicando esta tecnología, se podría recuperar más del 90% de la materia orgánica que entra en una planta de tratamiento de residuos, ya que es capaz de producir una biomasa con propiedades idóneas para la alimentación de los digestores en las plantas de producción de biogás y biometano, y generando SIETE unidades de energía por cada una utilizada.

La tecnología de Econward se aplica a un tipo de residuos muy complejo de tratar y que es responsable del 3% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo. Además, contribuye a la reducción de los residuos que terminan en vertederos e incineradoras y propone un cambio, con sentido, hacia un negocio que tiene una triple vertiente: medioambiental, social y económica, con un gran impacto positivo. Al final estamos hablando de un negocio que por un lado es capaz de capitalizar el coste de la disposición de los residuos y, por otro lado, de darle un valor en forma de energía renovable y favorecer la transición a una economía circular.

Econward lleva trabajando en Biomak desde 2011, y desde entonces es un proyecto en constante evolución y transformación, en el que cada año invierten más del 80% de sus recursos para +D+i. En los últimos cuatro años la inversión en investigación y desarrollo superó los 40 millones de euros. 

Cuando la crisis energética era aún incipiente en Europa y los precios del gas y de los mercados de electricidad empezaron a subir a finales del tercer trimestre de 2021, ya hubo muchas voces que advertían de la necesidad de una transición energética hacia una economía cada vez más sostenible. 

Compañías como Econward tienen un gran reto por delante y un gran peso que soportar ahora, además de buscar crear conciencia social en la ciudadanía, que es el primer paso para que el reciclaje de los residuos orgánicos adquiera la importancia y el tratamiento adecuado en el futuro.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social