Descubriendo el proyecto fotográfico "Mar de Fondo"

Generalmente os presento entrevistas con emprendedores sociales o artículos de opinión relacionados con la sostenibilidad. Hoy quiero hacer un poco de todo. Os quiero presentar «Mar de Fondo», una exposición fotográfica de la fotógrafa y comunicadora Lídia Carbonell, pero he dejado que sean sus palabras las que expliquen el proyecto.

El Mediterráneo se ahoga, sufre un grave problema de contaminación de plástico.

Me dirijo a ti, porque como yo, amas la naturaleza.

El objetivo de mi comunicación es el de utilizar el poder de la fotografía, comunicación visual y estudios científicos, para concienciar al planeta sobre los retos medio ambientales y sociales que representa el siglo XXI.

En marco del 8º Festival FineArtFotografia-Igualada-2020, del 21/02 al 15/03, el conjunto de proyecto, exposición Mar de Fondo, resultado de los datos de estudios científicos, gracias a Eve Galymany PhD, Institut Ciències del Mar (CSIC), y fotografías, cuenta el grave problema que sufre nuestro mar, el mar Mediterráneo debido a la contaminación de plástico.

¿Sabías que el plástico esta ahogando el Mediterráneo?

En la costa, la basura puede suponer hasta casi el 40% de la captura pesquera en áreas próximas a ciudades o en rutas de navegación muy transitadas.

El 80% de los plásticos que llegan al mar son de origen antropogénico (producida por la acción del ser humano). Desde la corresponsabilidad, me gustaría que conocieras la información para que entre todos seamos potenciales comunicadores del problema, crear un encuentro entre el presente y el futuro con el ánimo de actuar ya!

Hay un gran problema de contaminación mar adentro, acercarme a la problemática del plástico en los océanos, comprenderlo para hacerlo visible, ha sido posible gracias al apoyo del PhD. Juan Baztan,

Mar de fondo, es un proyecto de concienciación cultural de los vertidos de plásticos en el mar, que involucra acciones educativas, visitas guiadas, un programa específico para las escuelas dirigido a niños y niñas, desde 4 años hasta 16 años.

Es un proyecto cultural y de compromiso ante una ceguera social, industrial y de los gobiernos. Vivimos de espaldas a nuestro futuro, expoliando, contaminando, consumiendo, malgastando sin límites aceptables los recursos del mar. Necesitamos las fuentes de riqueza del fondo marino, es allí de donde obtenemos nuestra principal fuente de proteínas, 1 de cada 4 habitantes nos alimentamos del mar; el mar absorbe entre el 20-30% de la temperatura del cambio climático, nos provee de medicinas que nos ayudan a tratamientos de enfermedades como el cáncer, ofrece oportunidades económicas como la pesca, transporte u ocio, por nombrar algunas.

Al comprender los alarmantes datos científicos, el proyecto construye un puente, crea un encuentro entre el presente y el futuro con el ánimo de incorporar pequeños cambios diarios,
actuar sobre la actual e inquietante situación, buscando la complicidad del espectador.

El Proyecto se ha construido creando un díalogo visual, dos fotografías. Una para llegar a la audiencia desde la emoción, la bellleza del mar, una mirada cómplice recreando estados de ánimos cercanos al ser humano y la otra desde la realidad pura, los vertidos que el mar devuelve después de la tormenta de mar de fondo. (Mar de fondo es el movimiento de las olas -también llamado oleaje o sistema de olas- que se propaga fuera de la zona donde se ha generado, pudiendo llegar a lugares muy alejados).

La actuación-situación ya es un problema en sí mismo, la INVISIBILIDAD, el plástico llega al mar y desaparece, hace complejo concienciar que a pocos metros de nuestro momento de ocio hay tanta densidad de basura. Las playas están limpias gracias al esfuerzo y trabajo de las brigadas del Ayuntamiento, las depuradoras hacen un buen trabajo, no obstante el 50% de los vertidos llegan de las actividades de la costa, hoteles, bares, terrazas, cafeterías, paseantes, hábitat urbano en general, el otro 50% cruceros, buques mercantes, actividades derivadas de la pesca.

El objetivo de las fotografías es que de una sola mirada, a modo de espejo, nos confronte, creando reflexión, pensamiento y nos preguntemos ¿qué estoy haciendo yo? El contraste entre la magnitud belleza, ante la basura, suciedad, debería hacernos reflexionar, si además le sumamos los alarmantes datos de la ciencia, el cambio de actitud debería ser inmediato. ¿Cómo?

La ley de las 4 R’s. En el primer acto, la compra, el primer paso es evitar llevar plástico a casa para no tener que reciclar, reciclar todo lo posible segundo paso y pasar a la fase de reutilizar y la 4rta R recuperar.

Cuidar del planeta es cuidar de ti, un poco de todos es mucho.

Si deseas saber más ponte en contacto, me encantará compartirlo contigo, a través de la página web, perfil de Instagram, LinkedIn o por correo a [email protected]


Muchas gracias Lídia por compartir tu proyecto con nosotros.

5 Comments Deja un comentario

  1. Lidia 28/03/2020 Subscriber

    Muchas gracias Guillem, por vuestro interés en mi proyecto Mar de Fondo. Un poco de todos es mucho, vosotros lo demostrais con vuestro portal @elbiensocial. Felicidades!
    Un placer,
    Lídia

    • GuilleBT 30/03/2020 Administrator

      A ti Lidia por compartirlo con nosotros y nuestra comunidad 🙂

  2. Yves Charnet 30/03/2020 Subscriber

    Pasear por nuestras playas desiertas estos días es tan desolador debido a las cantidades enormes de plásticos que no han sido recogidos, que el proyecto Mar de Fondo de Lydia tendría que ser una asignatura obligatoria de cualquier escuela, institución pedagógica!! Queda tanto por hacer! Gracias Lidia – Yves

  3. Lidia 30/03/2020 Subscriber

    Gràcia a ti Yves! por compartir y creer en el.
    Un saludo,
    Lídia

  4. Jaime Tàpia I 30/03/2020 Subscriber

    He tenido la gran oportunidad de visitar Igualada y concretamente esta exposición. Un trabajo magistral de información y visualización de un tema que debemos denunciar todos y reclamar a nuestros responsables políticos, más acción y compromiso. Lidia Carbonell plasma en esta exposición una realidad apabullante y escabrosa y que no debemos ignorar. Por el futuro de los que nos sucederán.

Deja tu comentario