HomeActualidad

La Fageda Fundación pone en marcha NOIMA, la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa, para jóvenes que están fuera del sistema educativo

La Fageda Fundación empieza NOIMA, la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa para atender a jóvenes que actualmente no disponen de recursos d

Podcast #45: Descubriendo Agua NEA, el agua que ayuda a recuperar los corales marinos. Entrevista con Alex Dakov
B Lab Spain solicita al presidente del Gobierno una ley que reconozca las empresas con propósito
Gran éxito del Clean Up de Oli&Carol con motivo del Día de la Tierra
Apadrinaunolivo.org tiene un reto navideño: lanzará una oferta de trabajo para un agricultor/a y su familia si logran 600 olivos apadrinados

La Fageda Fundación empieza NOIMA, la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa para atender a jóvenes que actualmente no disponen de recursos de acompañamiento adecuados a su situación y necesidades, y facilitar que puedan volver al sistema educativo reglado o incorporarse al mundo laboral.

La Escuela de Nuevas Oportunidades nace en colaboración con el Ayuntamiento de Olot para dar respuesta a uno de los principales retos sociales detectados en el Social Lab Garrotxa 2018: un número muy alto de jóvenes de la comarca que están fuera del sistema educativo. NOIMA, en red con las administraciones públicas, los centros educativos, las entidades sociales y el mundo empresarial generará nuevos entornos de aprendizaje y sinergias entre proyectos del territorio que permitirán hacer frente a realidades como el 16% de abandono escolar antes de acabar los estudios obligatorios o el 12,3% de paro entre jóvenes de 20 a 24 años que hay en la comarca, según el Estudio ‘La cohesión social a la Garrotxa: realidades y retos de futuro (2017)’.

Generalmente, se trata de jóvenes de entre 14 y 24 años que han abandonado los estudios obligatorios o que están en riesgo de hacerlo, jóvenes que una vez conseguida la ESO no se vinculan a ningún recurso formativo o jóvenes recién llegados con necesidades de alfabetización, todos y todas con un denominador común: el sentimiento de exclusión y la baja autoestima.

Así, el reto de las Escuelas de Nuevas Oportunidades es que la juventud recupere el gusto por aprender. Para hacerlo, se desarrolla un modelo centrado en el joven ya implementado con éxito en otros territorios, con un acompañamiento intensivo e integral muy personalizado según sus inquietudes y basado en cuatro miradas:

  • Empoderamiento. Se trabaja la autoestima y la confianza en las propias capacidades.
  • Orientación. Acompañamiento cercano y personalizado para cada joven.
  • Desarrollo de competencias. Formación específica y transversal por el logro de los retos definidos.
  • Vinculación al territorio. Implicarse en el tejido social y el entorno que lo envuelve.

De esta forma, se pretende que el joven se sienta escuchado, implicado en su proceso formativo, protagonista de experiencias de éxito y vinculado al territorio para reconectar con sus capacidades, recuperar la autoestima y reincorporarse al sistema educativo reglado o al mundo laboral.

El 2022 NOIMA empieza con una fase inicial en la cual se atenderán 80 jóvenes en cuatro recursos:

  • Proyecto de alfabetización y de arraigo al territorio.
  • Proyecto de prevención al abandono prematuro del sistema educativo.
  • Proyecto de activación sociolaboral para jóvenes sin recurso formativo.
  • Procesos de acompañamiento, orientación y desarrollo competencial.

El director de la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa, Lluís Mas destaca que “la fase inicial del proyecto NOIMA quiere generar un espacio donde los jóvenes encuentren el apoyo y el acompañamiento necesario para desarrollar todo su potencial a partir de una oferta formativa de calidad, acogedora y personalizada para garantizar la igualdad de oportunidades para todos y todas.”

Sílvia Domènech, directora general adjunta de La Fageda subraya que “a través de NOIMA La Fageda quiere dar respuesta a las necesidades de los jóvenes con mayor vulnerabilidad de la Garrotxa poniendo a su servicio la pericia de 40 años de acompañamiento a personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y desde el 2012 a jóvenes y personas en riesgo de exclusión social.”

Convento de la Divina Providencia

La Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa ha empezado la actividad en un local de la calle Proa de Olot mientras no acaben las obras de rehabilitación del antiguo convento de la Divina Providencia. El Ayuntamiento de Olot ha aprobado en la sede del pleno de enero ceder a 35 años el antiguo convento de la Divina Providencia a la Fageda Fundación y, una vez acabado el período, traspasarle la titularidad a cambio que la entidad se haga cargo de las obras de rehabilitación valoradas en cerca de dos millones de euros. Estas obras han de permitir que el espacio pueda volver a ser usable para la ciudadanía y que garantice un uso social y sin ánimo de lucro durante toda la cesión.

La Fageda es una fundación y, como tal, una entidad sin ánimo de lucro y está bajo el control del Protectorado de la Generalitat. Esta condición impone que cualquier disposición de su patrimonio se tenga que ajustar a su finalidad fundacional y haya de contar con el aval del Departamento de Justicia.

De esta forma, se promueve un modelo de gestión compartida que garantice que el proyecto se enmarca en la estrategia de ciudad definida desde el Ayuntamiento y se desarrolla con la capacidad de innovación, la especialización y la agilidad de una entidad con larga trayectoria y experiencia en la atención social.

Con la puesta en marcha de NOIMA, el proyecto de La Fageda, que este 2022 cumple cuarenta años, agranda su misión social. Desde hace cuatro décadas trabaja para la inserción sociolaboral de personas en situación de vulnerabilidad, y ahora suma la voluntad de convertirse también en un centro de formación y capacitación dirigido en este caso a jóvenes.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social