¿Por qué los alimentos orgánicos son mejores para nuestro Planeta?

HomeAlimentación Sostenible

¿Por qué los alimentos orgánicos son mejores para nuestro Planeta?

Por regla general ya se sabe qué aquellos alimentos ecológicos, aunque según ciertos estudios contengan niveles similares de nutrición que aquellos

La ciencia avala la necesidad de que el Mar Menor sea el primer hábitat declarado En peligro de desaparición en España
Gravity Wave y Flying Tiger Copenhagen cierran el verano limpiando 427.882 botellas de plástico del mar
Nest, la mochila más urbana de Tropicfeel cosecha un nuevo éxito en tiempo récord a través del crowdfunding

Por regla general ya se sabe qué aquellos alimentos ecológicos, aunque según ciertos estudios contengan niveles similares de nutrición que aquellos no orgánicos, son más saludables ya que nos contienen residuos plaguicidas, organismos genéticamente modificados, fertilizantes químicos, hormonas, antibióticos, limitan el uso de aditivos alimentarios, etc. Además se someten a controles y exámenes periódicos para asegurarse de que cumplen con requisitos estrictos.

Por otro lado, lo que sí que es más desconocido para muchos es el hecho de que los cultivos orgánicos juegan un papel importantísimo en el medio ambiente.

La agricultura industrial es destructiva por su alto uso del agua y petróleo, fertilizantes químicos y pesticidas que generan gases efecto invernadero y destruyen los suelos. También es nociva para la biodiversidad, causa deforestación y es dañina para el pequeño campesinado. En comparación, la agricultura ecológica ofrece los siguientes beneficios:

  • Es sostenible y respetuosa con la naturaleza ya que no utilizan productos químicos que afectan de forma negativa a la tierra y son difíciles de eliminar (1). El control de plagas se realiza de forma natural mediante la potenciación de los sistemas naturales de control, por ejemplo mediante la introducción de insectos beneficiosos y pájaros que se alimentan de las plagas y de plantas que repelen a las plagas y atraen a los insectos beneficiosos. Los abonos naturales también son clave para la agricultura ecológica. Un suelo fértil se consigue con la rotación de cultivos y con abonos verdes mediante, por ejemplo, el cultivo de leguminosas. La incorporación de estiércol y compost que también enriquecen el suelo. Con los abonos naturales, el suelo es rico en materia orgánica y en microorganismos, más capaz de retener el agua, y permite una mejor protección contra la erosión (2).
  • Se ahorra agua porque se utilizan sistemas de regadío inteligentes y no se desperdicia ni una gota. Esto ayuda a repartir los recursos y a evitar sequías y otras consecuencias del uso indiscriminado del agua que es un recurso natural esencial para la vida en el planeta (1).
  • Protege la biodiversidad: Todo organismo vivo cumple una función dentro del ciclo de la naturaleza. Los insectos son esenciales para la polinización: gracias a ella brotan plantas o crecen frutos con los que se alimentan los animales y el propio ser humano. Se cultiva una combinación de diferentes cultivos y variedades de plantas (asociación de cultivos) en el mismo campo, huyendo de los monocultivos que se utilizan en la agricultura industrial. De esta manera se consiguen muchas sinergias entre cultivos. La diversidad biológica agrícola incrementa la resistencia de las plantas al cambio climático. Se ha demostrado científicamente que, tanto en la naturaleza como en la agricultura, la biodiversidad ofrece una póliza de seguro natural contra los fenómenos climáticos extremos (2).
  • Desarrolla prácticas medioambientales respetuosas que contaminan menos ya que para su producción no se necesita utilizar fuentes de energía no renovable, como pasa cuando se cultiva a gran escala. Además, muchas prácticas utilizadas por la agricultura orgánica, como la labranza mínima, la devolución de los residuos de las cosechas al suelo, la utilización de cubiertas vegetales, las rotaciones y la mayor integración de leguminosas que contribuyen a la fijación del nitrógeno, incrementan la devolución de carbono al suelo, lo que eleva la productividad y favorece el almacenamiento de carbono. No utilizan grandes explotaciones ni maquinaria contaminante para sembrar o recoger los frutos, sino que se hace a una escala más pequeña (1).
  • Mayores rendimientos de los cultivos y económicos. A nivel mundial, la agricultura ecológica puede producir un promedio de aproximadamente 30% más alimentos por hectárea que la agricultura convencional. En los países en desarrollo, la agricultura ecológica puede producir aproximadamente un 80% más de alimentos por hectárea. Al no emplear insumos químicos sintéticos que además, son muy contaminantes, se produce un ahorro muy importante para los agricultores.

En la actualidad, 2.600 millones de personas (cerca del 40% de la población mundial), son pequeños agricultores. Estos son los agricultores que producen la mayor parte de los alimentos que consumimos. Millones de agricultores de todo el mundo practican la agricultura ecológica, demostrando que es posible producir alimentos suficientes con rentables métodos ecológicos (2).

  • Al alcance de todos: Tú mismo puedes iniciar tu propia plantación de alimentos ecológicos cultivando un huerto urbano (3) o a menor escala en tu propio jardín o balcón. Es muy sencillo y además te permitirá iniciar una nueva actividad junto a toda la familia y disfrutar de vuestros propios vegetales, ahorrando dinero y gozando de todo su sabor.

¿Cómo puedes actuar desde hoy para ayudar a este maravilloso colectivo de agricultores orgánicos?

  • Puedes empezar por ir a tu mercado local y preguntar por fruta y verdura ecológica, local y de temporada ofrecen. En caso de que no dispongan de una gran selección es importante que sugieras tu interés para que se den cuenta de que hay demanda por alimentos orgánicos y así expandan su selección.
  • También puedes realizar sugerencias escritas en supermercados para que introduzcan más alimentos de este tipo.
  • Busca y frecuenta las tiendas ecológicas de tu ciudad donde suelen realizar ofertas de bolsas de vegetales algo estropeados por precios más baratos.
  • Si no dispones de mucho tiempo para hacer la compra e ir a investigar, puedes realizar una subscripción a cajas de productos orgánicos a domicilio que llegan a la puerta de tu casa y además así te incentivan a comer más saludable.

España es un país pionero en cuanto a la superficie destinada a la agricultura ecológica, y es el claro ejemplo de que la agricultura ecológica es viable y de que es la única solución para salvar a la agricultura y permitir el desarrollo rural, más aún en estos momento de profunda crisis socio- económica y ecológica. Es posible alimentarnos sin destruir el planeta ni comprometer con nuestro estilo de vida a las generaciones futuras. ¿Conocías ya todos estos beneficios? ¿Qué porcentaje de comida orgánica sueles consumir? Déjanos un comentario y comparte trucos o más información que nos hayamos dejado.

Ana Calvo
www.anacalvonutricionista.com

1) https://blog.oxfamintermon.org/el-consumo-de-comida-ecologica-bueno-para-el-medio-ambiente-
y-la-salud/

2) http://archivo-es.greenpeace.org/espana/es/Trabajamos-en/Transgenicos/Soluciones-y-
demandas/Agricultura-ecologica/

3) https://blog.oxfamintermon.org/iniciate-en-el-arte-del-huerto-urbano/

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social