Santuario de caballos Tenerife Horse Rescue: El km0 de la esperanza

HomeActivismo

Santuario de caballos Tenerife Horse Rescue: El km0 de la esperanza

Situada en el municipio tinerfeño de Arico, Tenerife Horse Rescue es el hogar de más de 400 animales. Caballos, burros, perros, gatos, roedores, aves

Podcast #47 – Entrevista Federico Garcea, CEO de Treedom, la plataforma online que ha plantado 3 millones de árboles con solo unos clicks
B Corp reúne a muchos de los principales referentes en sostenibilidad para avanzar hacia un nuevo modelo empresarial
Conocidos youtubers del bricolaje divulgan los beneficios del reciclaje de herramientas eléctricas en una campaña de Leroy Merlin y Recyclia
The Body Shop lanza la campaña activista Be Seen, Be Heard, para dar voz a los jóvenes y que sean escuchados por los políticos

Situada en el municipio tinerfeño de Arico, Tenerife Horse Rescue es el hogar de más de 400 animales. Caballos, burros, perros, gatos, roedores, aves, reptiles, animales de granja… todos con un pasado parecido, procedentes del olvido, de la crueldad o de la falta de información humana. Es un impresionante refugio construido desde cero, a base de esfuerzo y sacrificio, donde cada animal abandonado encuentra una nueva posibilidad de vivir en paz.

Un proyecto necesario 

Emma Greenfield y Edoardo Pensato, la pareja que ideó y materializó el santuario,  se pusieron en marcha en 2018, sin imaginar que su tarea crecería sin límite. Inicialmente, el proyecto se centró en la recuperación, rehabilitación y cuidado de equinos, principalmente caballos de los que, en la actualidad, hay 19 ejemplares. Sin embargo, pronto fue evidente que haría falta mucho más espacio. Tras una intensiva campaña Emma y Edo consiguieron dar un paso más: hace apenas unas semanas se incorporó al terreno de La Finca el espacio colindante: Más metros de terreno para seguir acogiendo el número incesante de animales que necesitan ayuda.

Una de las tareas más importantes que Tenerife Horse Rescue lleva a cabo es la imprescindible visibilización de un problema que permanece oculto: el abandono de caballos y burros.

Cuando estos animales dejan de cumplir con la utilidad exigida, en demasiadas ocasiones, se les deja de alimentar, de ofrecer los cuidados que necesitan dejando que mueran en sus propias cuadras o cercados. La crueldad de esta práctica queda invisible: los caballos abandonados no vagan al lado de las autopistas o por las ciudades. Hacer a la población consciente de este problema puede ayudar a erradicarlo.

100% ECO

Tenerife Horse Rescue creció como un proyecto totalmente sostenible y ecológico, aplicando la economía circular en todas sus prácticas: desde el agua caliente gracias a un ingenioso sistema que usa el compost y el calor que emite para calentar las cañerías, lavadoras que giran conectadas a una bicicleta o paneles solares que permiten el autoabastecimiento, la organización 100% eco, y cero desperdicio en la que todo material es útil, reciclable y además, estéticamente integrable en el entorno. Sus construcciones con botellas y barro amasado son algunas de las estructuras más estéticas que se pueden ver. 

AYUDANDO A TODAS LAS ESPECIES

Aunque el corazón de La Finca son los caballos, es imposible desarrollar un santuario de estas características sin abrir el espacio al resto de las especies que también sufren de abandono en la isla. Por ello, visitar el santuario supone ser recibido por una alegre manada canina de 25 perros que viven en libertad en sus instalaciones, algunos de manera permanente y otros mientras encuentran un hogar definitivo. Además 35 gatos de todos los colores se asolean sobre los muros, en sillones o sobre el heno; 250 patos y gallinas picotean tranquilos entre personas, en total armonía; 10 ovejas y cabras, 3 cerdos, 8 tortugas, 75 cobayas, ninfas, agapornis, periquitos, 4 hurones y hasta una iguana han encontrado un hogar donde sentirse a salvo. 

Cada voluntario tiene asignado su cometido, en función de sus gustos y capacidades, trabajando sin remuneración económica alguna. Se limpian todos los recintos, se ofrece agua y comida fresca y se comprueba el bienestar de cada animal: nadie es demasiado pequeño en la finca como para no tener atención a su medida. Los habitantes que requieren espacios protegidos disfrutan de recintos adaptados, lo más similar al medio natural posible, como los gatos positivos en leucemia felina, que necesitan vivir a salvo de infecciones, en su propio lugar. 

Los animales que llegan a la finca tienen terribles secuelas, tanto físicas como psicológicas. La revisión veterinaria inicial detectará la envergadura de las lesiones o enfermedades. Es por esto que en La Finca los caballos no llevan herraduras ni bocados: una filosofía de respeto total a la especie que beneficia tremendamente su salud.  Pero, desgraciadamente, cuando los caballos llegan a La Finca su realidad suele ser difícil. No obstante, no es fácil que Emma y Edo abandonen, todos los animales que llegan son acogidos con esperanza y se lucha hasta el último intento.

Voluntarios en acción

Las personas que integran el equipo proceden de todas partes del mundo. Entre ellos se encuentran profesionales de diferentes áreas: caballos, construcción, jardinería, administración y más. Unidos por el común amor a los animales y a la naturaleza, cuando llegan a La Finca se sumergen en una forma de vivir sencilla y ecológica. El menú “freegan” se prepara a partir de los productos procedentes de la merma de algunos supermercados, una comunidad eficiente que saca adelante el proyecto cada día. Algunos voluntarios encuentran en La Finca su proyecto personal, residiendo y trabajando allí desde casi el principio.

Donaciones y ayudas

Sin embargo, La Finca no puede autogestionar todas sus necesidades. Cada caballo consume 100 euros de comida al mes; cada burro, 50 euros; los perros entre 25 y 50 euros; eso sin contar a todos los demás habitantes animales. Solo en gastos veterinarios hay más de 400 euros fijos al mes, lo cual se disparata cuando alguno de los animales requiere una atención veterinaria más intensiva.

Cubrir todos estos gastos requiere de ayuda. Hay muchas formas de colaborar. Puedes apadrinar algún animal con un bajo monto monetario al mes,  si tienes la suerte de residir en Tenerife puedes acercarte a visitarlos y llevarles un saco de comida para gatos o perros, una pequeña donación, comprar algo en su tienda… A cambio, pasarás un día increíble visitando a los numerosos animales que viven allí. Sólo llama para concertar tu visita y disfrutarás de una experiencia que vas a querer repetir.

Pero son las aportaciones de las empresas colaboradoras las que pueden marcar la diferencia. Ahora mismo compañías como WILD, LENA CAPS, WE TAKE CARE  son benefactores indispensables que consiguen que Tenerife Horse Rescue pueda continuar con su labor.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social