La 8ª edición del S2B Impact Forum reúne a 5.000 personas para debatir sobre la transformación hacia el impacto real

HomeActualidad

La 8ª edición del S2B Impact Forum reúne a 5.000 personas para debatir sobre la transformación hacia el impacto real

Los más de 50 ponentes que han participado en el congreso han remarcado tres retos principales: demostrar con hechos el impacto, integrarlo en el modelo de negocio e involucrar a todos los stakeholders en esa transformación

Un paseo por el parque vale mil millones de dólares: los beneficios de la naturaleza para la salud se analizan en un informe de Swiss Re
¿Cuánto le cuesta al planeta una reunión en Zoom, una hora de Netflix o una búsqueda en Google?
Baluwo cierra una ronda de €2M liderada por Creas Impacto para impulsar la digitalización de la última milla en África a través del cash to goods.
La Universidad de Mondragon y el Ayuntamiento de Málaga firman un convenio para potenciar Málaga como ecosistema de emprendimiento

El tiempo de explicar que la economía de impacto es posible, ya pasó, ahora va de demostrarlo con hechos y de compartir cómo se hace”. Con esta frase resume Clara Navarro, cofundadora y directora general de Fundación Ship2B, la intención del S2B Impact Forum, el evento de referencia de la economía de impacto que cierra su 8ª edición con cifras record: más de 5.000 personas registradas y más de 50 ponentes nacionales e internacionales que a lo largo de 20 sesiones analizaron y debatieron sobre qué significa esa transformación hacia el impacto real.

La 8ª edición del S2B Impact Forum ha sido organizada por Fundación Ship2B y Ship2B Ventures y ha involucrado a grandes organizaciones como Ajuntament de Barcelona, Banco Sabadell, CaixaBank, Edmond de Rothschild Foundation, Fundación Repsol, Acció, Diputació de Barcelona, Enisa, Fundación Once, Grant Thornton, Miura Partners, RocaJunyent, Sandman Capital Partners, Catalonia y ESADE, entre otros.

A lo largo de tres jornadas, el S2B Impact Forum remarca que la economía de impacto es mucho más que sostenibilidad, RSC o ESG. “Es un cambio de lógica, de la manera de tomar decisiones, que pone el impacto al mismo nivel que las finanzas. Esto supone sacudir las bases del capitalismo tal como lo conocemos hasta ahora y cambiar la cultura de las organizaciones y la mentalidad de los líderes”, reclama Navarro. Y esto implica, como dice Robert Metzke, director de sostenibilidad de Philips, durante su sesión, “pasar de una estrategia de sostenibilidad a una estrategia sostenible, alinear ese impacto con los intereses del negocio”. Bertrand Badré, fundador de Blue like an Orange Sustainable Capital aún va más allá: “Para pasar a un sistema económico más sostenible, no es suficiente con un cambio incremental, tenemos que cambiar el corazón del sistema”.

Hay empresas que ya nacen con esa vocación de impacto y sus retos son, primero ser rentables, porque, como explica Saskia Bruysten, cofundadora de Yunus Social Business, “solo si realmente tenemos un modelo de negocio podemos resolver el problema. Sin un buen modelo de negocio también se puede resolver a largo plazo, pero terminamos volviendo al modelo tradicional de caridad”. El segundo, crecer sin perder esa vocación: “la única forma de generar un gran impacto es creciendo, pero tenemos que ser conscientes que no podemos y no tenemos que perder nuestros principios”, reitera Jaime de Rábago, CFO de Sylvestris. “Y crecer no es solo por nuestro propio negocio, sino para demostrar que nuestro modelo justo para toda la cadena es rentable y hacer que otras empresas se sumen a ese modelo”, añade Peter Zandee, sales manager de Tony’s Chocolonely. Pero no solo otras empresas, sino que el consumidor tiene un papel muy relevante también: “Ya no se trata tanto de qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos, sino qué hijos vamos a dejar a este mundo”, advierte Javier Goyeneche, CEO de Ecoalf durante su charla, en un claro llamamiento a la concienciación de las personas en su forma de consumir y de relacionarse con las empresas.

El cambio en las grandes empresas

Pero, ¿cómo conseguir ese cambio en las grandes empresas? El propio Metzke lista cuatro puntos para conseguirlo: una narrativa que la gente entienda, la participación de líderes formales e informales, capacitar y dejar participar a las personas e integrar el impacto y alinearlo con la gestión global. En este sentido, Laetitia Boucher, directora de sostenibilidad de Interface, apunta también a la transparencia, explicar cuáles son los problemas y cómo solucionarlos, y demostrar muy rápidamente los triunfos del cambio como motores para involucrar a todos los stakeholders en esa transformación.

Juan E. Naya, CEO de ISDIN, insiste en esa necesidad de involucrar a todos en el proceso, pero “el cambio tiene que venir desde arriba. Si la dirección no se implica, las guerras internas que pueda haber en una empresa, paralizan el cambio. Debe haber un compromiso firme desde el máximo nivel”. Aunque también apunta que no puede ser solo “una orden. Hay que poner facilidades para que las cosas sucedan. En ISDIN tenemos muchos activistas internos que, además de empujar el cambio, ayudan a buscar y aportar soluciones para que todos los departamentos puedan avanzar”, añade.

Para ayudar a las empresas en este proceso de transformación hacia modelos de impacto existen muchas organizaciones. Entre ellas, durante la tercera jornada de este S2B Impact Forum se presenta la World Benchmarking Alliance (WBA) de Naciones Unidas. “La empresa se convierte en el motor de cambio y los índices de sostenibilidad del WBA en el combustible que las pondrá en movimiento. 2000 empresas lideran el camino y 23 de ellas son españolas”, explican Victoria Márquez-Mees, directora de EBRD, y María Herrero, partner de Transcendent. “Nosotros ponemos las herramientas, queremos que las empresas las usen”, insiste Márquez-Mees durante su intención en la tercera jornada, realizada de manera presencial en ESADE. 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social