La Global Alliance for Banking on Values solicita a la Comisión Europea una taxonomía social ambiciosa para lograr un futuro sostenible

HomeActualidad

La Global Alliance for Banking on Values solicita a la Comisión Europea una taxonomía social ambiciosa para lograr un futuro sostenible

El trabajo en curso sobre el impacto social en la taxonomía de la UE no debería obstaculizarse por la controversia en torno a la taxonomía verde.

¡Ya puedes convertirte en mecenas de El Bien Social y ayudarme a llevarlo al siguiente nivel!
Impact Gift Co. y Xócala unen sus fuerzas para traer regalos gourmet con un marcado carácter social
El Gobierno destinará más de 500.000 euros a cada comunidad autónoma en España para impulsar proyectos innovadores en materia de reto demográfico
Entrevista a Pablo Candau, CEO de NEWE, la startup que está revolucionando el alquiler de productos

La Global Alliance for Banking on Values (GABV), un movimiento internacional de bancos pioneros y líderes en finanzas sostenibles e inclusivas, solicita a la Comisión Europea un enfoque más ambicioso e integral para el desarrollo de una taxonomía social. La red quiere que la Comisión vaya más allá del cumplimiento de criterios limitados y del respeto a los derechos humanos y laborales. 

El trabajo en curso para incluir el impacto social en la taxonomía de la UE no debería obstaculizarse por la polémica que rodea la decisión de ignorar la recomendación del grupo de expertos de la Plataforma sobre Finanzas Sostenibles para definir la energía nuclear y el gas como energías verdes, dice la GABV. 

La taxonomía social final debería seguir la recomendación de julio de 2021 del equipo del Grupo de Trabajo de Taxonomía Social de la Plataforma para extender la taxonomía de la UE a objetivos sociales más allá de las actividades ambientalmente sostenibles. La GABV apoya esta recomendación, pero aconseja incorporar temas de impacto social en un enfoque más amplio centrado en la economía real. En este orden de cosas, el modelo de impacto social de la banca con valores puede ayudar a otras instituciones y organismos reguladores a avanzar en la agenda de finanzas sostenibles.

Según la GABV, el respeto de los derechos humanos y laborales debería ser el punto de partida para todos, como ya se estipula en el Reglamento de Taxonomía de la UE, pero no es suficiente para constituir un impacto positivo. Como se explica en el borrador del informe de julio de 2021 del Grupo de Trabajo de Taxonomía Social, el impacto social positivo siempre está impulsado por el contexto y nunca puede definirse por un conjunto limitado de métricas o umbrales. En cambio, la taxonomía social debería ser una guía que pueda servir como referencia para que las instituciones financieras y los inversores evalúen su impacto social. El seguimiento de los inputs y la medición de los outputs para atribuirse un determinado impacto nunca son suficientes por sí solos. 

Lecciones de los bancos con valores La forma de crear impacto social de los bancos con valores ha sido el foco de un estudio exploratorio realizado por investigadores sénior de la GABV y la UPF Barcelona School of Management publicado en la revista académica Sustainability. El artículo «Valor del impacto social de la banca con valores» muestra cómo los bancos con valores logran en la práctica un impacto social positivo en una amplia gama de contextos. Esta dimensión social también se combina con la preocupación por el medioambiente creando dos pilares esenciales de las finanzas sostenibles.

Los hallazgos de este estudio pueden ayudar directamente a la UE a promover un impacto social positivo. El estudio también aporta información a la agenda de finanzas sostenibles de la UE de otras maneras: 

  • Las gestoras de fondos y los bancos o aseguradoras —como distribuidores que buscan cumplir con la definición de «inversión sostenible» recogida en las reglas de divulgación de los fondos (SFDR artículo 2 (17) aplicado a los fondos del artículo 6, 8 o 9) o las reglas ELTIF revisadas—pueden utilizar este modelo para integrar evaluaciones de sostenibilidad de las entidades participadas en sus procesos internos. 
  • Los parlamentarios pueden basarse en los hallazgos de la GABV para determinar las mejores prácticas para la taxonomía social, usar indicadores clave de rendimiento acreditados para medir el impacto y garantizar con eficacia los criterios de «no causar daños significativos». 
  • El modelo puede servir como base para que los bancos cumplan las exigencias de sus procesos internos, incluida una evaluación de impacto en un horizonte de diez años. 
  • Por último, el modelo aporta información sobre el papel de los bancos en una economía social, tal como se define en el Plan de Acción para la Economía Social de la UE.

El modelo circular virtuoso de la banca con valores

Los autores del artículo han identificado cinco etapas del modelo circular virtuoso de impacto social: las instituciones tienen que: 1) definir objetivos de impacto social; 2) diseñar un enfoque integral para lograr ese impacto; 3) implementar el diseño en la práctica; 4) monitorear el resultado para evaluar el éxito de la iniciativa y, por último, permitir la posibilidad de 5) ampliar estos esfuerzos en el futuro. 

Adriana Kocornik-Mina, gerente sénior de Métricas e Investigación de la GABV: «Los bancos con valores han financiado un impacto positivo durante décadas, demostrando que las finanzas no extractivas son posibles y viables. Entienden la conexión entre la estabilidad económica y los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la inclusión social y el acceso a servicios de alta calidad, y siguen un enfoque holístico, continuo e integral para lograr un impacto social positivo».

Ramon Bastida, vicedecano de Transferencia de Conocimiento de la UPF Barcelona School of Management: «La consecución de los objetivos de impacto social depende en gran medida del nivel de integración en la organización y de su modelo de negocio. La banca con valores integra objetivos de impacto social en toda su estructura, desde la junta directiva hasta la red de sucursales»

Marcos Eguiguren, director de la Cátedra Triodos de Finanzas Sostenibles de la UPF Barcelona School of Management: «Para los bancos con valores, generar impacto social es parte de su propósito más intrínseco, su misión y su esencia. En cambio, para los bancos convencionales el impacto social es solo un complemento a su actividad habitual y, en muchos casos, la respuesta a la necesidad de cumplir con un nuevo marco regulatorio».

Este informe es parte del proyecto VALoRE (Values Regulation – Europe), financiado por Open Society Foundations, que tiene como objetivo fortalecer la capacidad del sector financiero en Europa para lograr una transición justa hacia un futuro con bajas emisiones de carbono y socialmente inclusivo. Más allá de la UE, el estudio incorpora una muestra de 30 bancos de la GABV que operan en cinco regiones del mundo y que tienen diferentes tamaños, modelos de negocio y contextos socioeconómicos. Los hallazgos tienen implicaciones prácticas para todo tipo de instituciones financieras y para los responsables de elaboración de políticas con el propósito de mejorar la forma en que abordan los desafíos sociales y crean un sistema financiero más resistente y transformador.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social