La revolución de las estaciones de carga eléctrica rápida para vehículos eléctricos son ya el presente

HomeActualidad

La revolución de las estaciones de carga eléctrica rápida para vehículos eléctricos son ya el presente

Vivimos en la era de la transformación. Cada vez contamos con más opciones que nos permiten adaptarnos a una nueva realidad y herramientas que ayudan

Entrevista a Pablo Candau, CEO de NEWE, la startup que está revolucionando el alquiler de productos
Más viajes en tren, menos emisiones
Comer cada día: Una campaña de paneles solares para acabar con el hambre en comunidades rurales de Mozambique
Lanzamiento de la convocatoria de premios «Reto Best NGO For Startups»

Vivimos en la era de la transformación. Cada vez contamos con más opciones que nos permiten adaptarnos a una nueva realidad y herramientas que ayudan a comprender las consecuencias de nuestras decisiones cotidianas.

Los grandes cambios comienzan con pequeños gestos a nivel individual, pero de nada sirve actuar con esa visión si no se tiene un compromiso global. 

En este sentido, ¿podemos afirmar que ciertos sectores de la industria se han puesto las pilas? ¿o están mirando hacia otro lado?

Una pregunta muy complicada.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, debemos ensalzar la resiliencia y compromiso de muchos sectores, como es el caso del automóvil. Durante años ha sabido posicionarse y sumar al cambio de las fuertes tendencias y nuevos paradigmas que están poniendo en peligro el bienestar social y medioambiental de nuestro planeta.

La movilidad sostenible está cada día más interiorizada y aceptada por nuestra sociedad. Son muchas las organizaciones que deciden aportar valor medioambiental eligiendo a su entidad instalando un punto de recarga. Una opción cómoda y sencilla gracias a empresas como Circontrol, líderes mundiales en la movilidad y soluciones de recarga rápida para vehículos eléctricos.

A pesar de que España está a la cola en número de puntos de recarga para vehículos eléctricos, con solo 245 por millón de habitantes, de los cuales el 83% son de carga lenta (inferiores a 22 kW), se puede afirmar que la revolución de las infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos es una realidad a la que entidades públicas y privadas se van sumando a diario.

En el Real Decreto-ley 23/2020 del 23 de junio, se aprobaron medidas en materia de energía para la reactivación económica y se declaró de utilidad pública a “las infraestructuras de recarga ultrarrápida con potencia superior a 250 kW, ¿el objetivo? facilitar el despliegue de una red suficiente de estaciones de recarga de alta potencia y evitar ese miedo que conlleva la autonomía en la modalidad eléctrica.

A nivel individual, también son muchas las personas que deciden invertir en el bien común, pensando en el futuro. Seguro que llevas tiempo leyendo titulares que afirman el éxito de la movilidad eléctrica en ciudades de todo el mundo, sus beneficios a medio y largo plazo, la comodidad que supone y la seguridad que proporciona.

Beneficios de las estaciones de carga eléctrica rápida para vehículos eléctricos

  • Menor tiempo de carga = mayor libertad. ¿Imaginas tener tu vehículo eléctrico cargado al 80% entre unos 15 y 45 minutos? Lo quieres, lo tienes. Eso sí, únicamente con estaciones para coches eléctricos de carga rápida mucho más rápidos que los puntos de recarga en poste y las wallbox de carga AC.
  • Adaptación y flexibilidad. Cada vez somos más impacientes y la existencia de una red de estaciones de recarga rápida, es una de las grandes preocupaciones de los conductores de hoy en día. Para el sector es todo un reto pero ya son muchas las estaciones que ofrecen en una misma instalación varios cargadores para dar lugar a la carga simultánea multipunto. 
  • El monitoreo garantiza un control absoluto. La gestión sencilla e inteligente de la movilidad eléctrica tiene ganada la confianza de sus usuarios. El objetivo que ya están implementando muchas empresas es la recopilación de métricas y datos de consumo, configurar diferentes perfiles de carga, recibir alertas ante cualquier anomalía o incluso facturar la energía si así lo desea el cliente.

La movilidad eléctrica se supera cada día. Vamos por el buen camino. Las estaciones de carga eléctrica rápida son el presente, un momento crucial para formar parte del cambio antes de que sea demasiado tarde para nuestro planeta. Contar con la ayuda de empresas comprometidas para pasar a la acción, hace que se avance de forma más ágil y eficiente.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social