¿Qué son los objetivos del desarrollo sostenible?

Muy probablemente, si estás ahora leyendo este artículo, ya habrás oído hablar sobre los objetivos del desarrollo sostenible. Pero, ¿sabes qué son y cuántos hay? ¿quién los promueve? ¿De dónde nacen? ¿Qué es esto del desarrollo sostenible?

En este artículo queremos dar respuesta a estas preguntas, y por ello nos gustaría empezar por el inicio de la cadena.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

El desarrollo sostenible es el modelo de desarrollo que permite a la generación presente cubrir sus necesidades sin mermar ni restar recursos para la siguiente. Vamos, el estilo de vida que han venido practicando varias generaciones de tribus y pueblos más conectados con la naturaleza durante generaciones.

Esta definición viene del Informe Bruntland, publicado en 1987, e implica un triple desarrollo sostenible en si mismo: sosteniblidad medioambiental, sostenibilidad social y sostenibilidad económica. El cruce entre estos tres conceptos nos permite llegar al éxito del desarrollo sostenible.

Y hecha esta pequeña introducción…

¿Qué son los objetivos del desarrollo sostenible?

imagen de los 17 objetivos del desarrollo sostenibleLos objetivos del desarrollo sostenible son un conjunto de objetivos globales promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que nacieron pasado el histórico acuerdo del año 2015 en la Cumbre por el Clima de París entre los Estados miembros del Mundo.

Hay 17 y, aunque no hay una obligatoriedad de cumplimiento, son globales y permiten a organizaciones, empresas, individuos y países tener un marco de referencia hacia el que avanzar.

Y ahora vayamos a verlos

Objetivo 1: Erradicación de la pobreza.

Aunque cada vez sea menor el porcentaje de personas viviendo bajo el límite internacional de pobreza extrema (eso es, con menos de 1,90$ al día), en cifras reales son aún 767 millones de personas (alrededor del 10% de la población, el equivalente a toda la población europea). La meta de este ODS es eliminar la pobreza extrema para el año 2030.

Objetivo 2: Acabar con la hambruna, consolidar el acceso a la comida de calidad y promover una agricultura sostenible.

A día de hoy nuestros ecosistemas están gravemente dañados, y el cambio climático aún los está aseverando más. Debemos cambiar la forma en que cultivamos las tierras para que todas las personas tengan acceso a los alimentos. La meta es que para el año 2030, hayamos conseguido duplicar la producción de alimentos nutritivos de forma sostenible, y acabemos con la hambruna y la alimentación de baja calidad.

Objetivo 3: Asegurar vidas saludables y promover el bienestar en todas las edades.

Es básico para todas las personas disponer de buena salud en todas las etapas de su vida. Este objetivo se centra sobretodo en reducir la mortalidad infantil y materna, y en encontrar soluciones a algunas de las enfermedades y epidemias más fuertes de nuestra época, como el SIDA o la Malaria.

Objetivo 4: Educación de calidad.

La educación de calidad es clave para mejorar la vida de las personas y el desarrollo sostenible. Aunque se han hecho grandes avances en la materia, especialmente en la educación de niñas y mujeres, aún queda camino por recorrer. El objetivo es que para 2030 todas las personas tengan acceso a una educación pública de calidad.

Objetivo 5: Igualdad de género.

A pesar de que es uno de los temas más candentes en la actualidad y que mayor seguimiento está obteniendo alrededor del mundo (cabe destacar las multitudinarias manifestaciones del pasado 8 de marzo), aún queda trabajo por hacer, sobretodo en los países menos desarrollados en los que el papel de la mujer sigue siendo muy poco representativo. Las metas de este objetivo son la de lograr la paridad total en todos los aspectos entre mujeres y hombres.

Objetivo 6: Agua limpia e higiene.

El agua es el recurso más preciado por la humanidad y, aunque sería disponible para toda la población a nivel mundial, la falta de estructuras y recursos en algunos países hacen que esta sea difícil de lograr. Especialmente el agua no contaminada. Es por ello que la meta para el año 2030 es la de lograr el acceso a agua potable y saneada para toda la población mundial.

Objetivo 7: Energía limpia y accesible.

Casi cualquier cosa en la que pensemos hoy en día necesita del acceso a la energía. Bien sea para la producción, desarrollo, hogares… el acceso a la energía es necesario. Es por ello que la meta para 2030 es que las personas tengan acceso a la energía, pero sobretodo a la porducida de forma limpia y sostenible.

Objetivo 8: Trabajo decente y desarrollo económico.

El trabajo y los trabajadores siguen siendo uno de los temas más precarios en nuestra sociedad. Bien sea por la crisis global vivda recientemente o por la casi esclavitud en la que trabajan muchas personas, es uno de los puntos en los que hace falta más mejoras. Además, de los casi 200 millones de desocupados a nivel mundial, la mitad son jóvenes. La meta, terriblemente ambiciosa, es lograr para 2030 el empleo completo y decente (en función de las características de cada país).

Objetivo 9: Infraestructuras resilientes, industrialización sostenible y empuje de la innovación.

Muchos países no tienen unas infraestructuras en condiciones para poder sostener el desarrollo económico de su territorio, ni una industria inclusiva, sostenible y que se centre constantemente en la innovación para poder desarrollar productos más respetuosos con el medioambiente o las personas.

Objetivo 10: Reducir las desigualdades entre países y dentro de los países.

La desigualdad aún persiste y persisten grandes disparidades en el acceso a los servicios de salud y educación y otros activos. Además, si bien la desigualdad de ingresos entre los países puede haberse reducido, la desigualdad dentro de los países ha aumentado. Existe un consenso cada vez mayor de que el crecimiento económico no es suficiente para reducir la pobreza si no es inclusivo y si no involucra las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económico, social y ambiental.

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles.

Las ciudades son centros de ideas, comercio, cultura, ciencia, productividad, desarrollo social y mucho más. Sin embargo, existen muchos desafíos para mantener las ciudades de una manera que continúe creando empleos y prosperidad sin tensar la tierra y los recursos. Los desafíos a los que se enfrentan las ciudades se pueden superar de manera que les permita seguir prosperando y creciendo, a la vez que se mejora el uso de los recursos y se reduce la contaminación y la pobreza. El futuro que queremos incluye ciudades de oportunidades para todos, con acceso a servicios básicos, energía, vivienda, transporte y más.

Objetivo 12: Consumo y producción responsables.

Como hacemos muchas veces en este blog, se basa en comprar y producir de forma sostenible, para que no generemos un negativo sobre el Planeta que habitamos.

Objetivo 13: Cambio climático.

Está ya muy claro (excepto para unos pocos) que el cambio climático está afectando tanto a la Humanidad como al Planeta Tierra en todo su territorio. Este es seguramente uno de los retos más apremiantes que tenemos que poner solución a día de hoy, y no se va a lograr si todas las personas y nacione ponen de su parte para volver a lograr el equilibrio.

Objetivo 14: Vida marina.

La temperatura, corrientes y composición de los oceanos hacen que la Tierra sea un planeta habitable. Para ello, entre el 2020 y 2030 la meta es lograr la erradicación de la contaminación de nuestras aguas.

Objetivo 15: Vida en los ecosistemas terrestres.

La desforestación de una inmensa parte de nuestro ecosistema está provocando la desertización de buena parte del Mundo, lo que hace mu difícil a la vida sobrevivir. Es por ello que se pretende, entre 2020 y 2030 lograr la reversión del impacto en las tierras.

Objetivo 16: Paz, justicia e instituciones fuertes.

Promoción de sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, el acceso universal a la justicia y la construcción de instituciones nacionales e internacionales efectivas y responsables a todos los niveles.

Objetivo 17: Asociarse para los Objetivos.

Para lograr el éxito del desarrollo sostenible se requiere de asociaciones entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil. Estas alianzas incluyentes basadas en principios y valores, una visión compartida y metas compartidas, colocan a las personas y al planeta en el centro, son necesarias a nivel global, regional, nacional y local.