¿Cómo ahorrar en la factura de la luz sin quebrarnos la cabeza?

HomeActualidad

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz sin quebrarnos la cabeza?

Varios de los acontecimientos ocurridos el año pasado provocaron que el 2021 se posicionara como el año con el precio del megavatio-hora (MWh) más ca

Un pavimento drenante, una lavadora sostenible y un sistema de envases reutilizables, ganadores del IV Premi Catalunya d’Ecodisseny 2021
El Plan de 130 Medidas ante el Reto Demográfico llega ya a todos los pequeños municipios y habrá invertido 8.000 millones de euros al final de 2022
Triodos Bank y Afi suscriben un convenio de colaboración para la gestión de los Fondos Next Generation
Artículo de Opinión: No se puede hablar de cambio climático sin hablar de los océanos

Varios de los acontecimientos ocurridos el año pasado provocaron que el 2021 se posicionara como el año con el precio del megavatio-hora (MWh) más caro de la historia: 111,93 euros de media, siendo los precios de la factura de la electricidad una de las principales preocupaciones de la población. De hecho, “por qué sube la luz” se encuentra entre las preguntas más buscadas en Google durante 2021 en España.   

En lo que llevamos de 2022, este escenario no solo no ha mejorado, sino que se ha agravado como consecuencia del conflicto entre Rusia y Ucrania –que ha elevado el precio del gas–, la demanda de los consumidores y el coste de las emisiones de CO2. Así, el mercado eléctrico ha roto todos los récords llegando a superar la barrera de los 400 euros/MWh.  

Dado este contexto –el cual ni el más agoreros de los analistas habría podido predecir–, Ecoflow, la empresa líder en generadores de energía portátil y soluciones de energía renovable, recoge cinco trucos y hábitos a adaptar para ahorrar en la factura de la luz y sobrevivir ante los bailes de precios:  

1. Comprobar el mercado sobre el que estás operando: además de revisar quien es tu distribuidora, conocer si la electricidad esta contratada con una tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), o en el mercado libre es el primer paso para saber cuánto puedes ahorrar. En la tarifa regulada, los precios varían dependiendo de la oferta y demanda, mientras que, en el mercado libre, cada comercializadora ofrece sus propios precios. Actualmente, aunque las diferencias entre ambas no son tan sustanciales, si tienes tarifa regulada vas a poder ahorrar mucho si te pasas a una tarifa del mercado libre. 

2. Ajusta la potencia contratada y el consumo a las horas valle: tener contratada la potencia que corresponde nos evitará pagar más en la parte fija de la factura, es decir, aquella que no tiene relación con el consumo. Según la OCU, cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año. Por ello, resulta fundamental ajustar la potencia contratada para mantener a raya la factura de la luz. 

Además, trasladar todo el consumo posible a las horas más baratas [horas valle (P3) y llano (P2)] reduce hasta en un 95% el precio de la luz, con respecto a la ‘hora punta’ (de 10:00 a 14:00h y de 18:00 a 22:00h). Tal y como indica la OCU, si no lavamos en ‘hora punta’, ahorraríamos 60 euros al año y se podría llegar a ahorrar hasta 130 euros al año utilizando la lavadora, el lavavajillas y la secadora en la ‘hora valle’.  

3. Dispositivos aliados: en línea con el punto anterior,desde Ecoflow recomiendan apostar por las soluciones que ofrecen diferentes dispositivos respetuosos con el medio ambiente y adaptables a nuestro hogar. Así, la compañía llama a hacer uso de baterías portátiles y generadores de energía renovable para disponer de una fuente de energía de respaldo en las franjas en las que la luz es más cara.  

Asimismo, para lograr un mayor equilibrio de los gastos del hogar, resulta fundamental contar con un panel solar que pueda recargar estas estaciones, fomentar el autoconsumo sin necesidad de acudir a la corriente eléctrica, generando nuestra propia energía de manera sostenible.  

Por otro lado, el uso de los sistemas de iluminación LED se han convertido en uno de los mejores aliados para rebajar la factura. Las bombillas LED consumen alrededor de un 80% menos de energía y su vida útil es entre 8 y 10 veces mayor a la de las bombillas halógenas. Además, este tipo de bombillas cuentan con un sistema de celdas fotovoltaicas capaz de capturar la energía solar, convertirla en electricidad y almacenarla, permitiéndonos usar las bombillas sin cables.   

4. Vigilar el consumo fantasma: el‘stand-by’ es el consumo de electricidad que hacen los aparatos cuando no están en funcionamiento, pero permanecen enchufados a la corriente. En España, se calcula que supone cerca del 10% del consumo total de los electrodomésticos, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).  

Ahorrar en este gasto fantasma pasa por apagar totalmente y desenchufar los dispositivos que no estén usándose, como ordenadores, televisiones o cafeteras, entre otros. Además, existen opciones para hacer “dicha tarea” más cómoda con el uso de regletas con interruptor (que permiten apagar varios dispositivos a la vez) e incluso regletas con eliminador de ‘stand-by’ (que cortan el paso de la corriente cuando detectan que el aparato no la necesita).  

5. Compra y uso eficientes de electrodomésticos: desde el 1 de marzo de 2021 se “endurecieron” y cambiaron los criterios para considerar cuánto de eficiente es un aparato, simplificando el etiquetado desde la categoría A a la G, sin pasar por las clases A+, A++ o A+++. Comprar nuevos electrodomésticos supone un desembolso importante, pero se consigue amortizarlo en poco tiempo. Por ejemplo, los electrodomésticos etiquetados con la letra A consumen hasta un 30% menos de electricidad y un mayor ahorro energético, lo que repercute en la factura de la luz.  

Con respecto al resto, el frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume: un 14% del total de la vivienda, un 30,6% de todos los electrodomésticos y gasta una media de 93 kWh al mes. En esta línea, la OCU recomienda regular bien su temperatura (5ºC en el interior y de -20 a -18º para el congelador), descongelar de vez en cuando (3mm de escarcha aumentan el consumo un 30%) y tener la puerta cerrada el mayor tiempo posible. 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social