15 marcas de coches eléctricos para un presente y futuro más sostenible

HomeDesarrollo SostenibleEnergía Verde

15 marcas de coches eléctricos para un presente y futuro más sostenible

La industria automovilista es una de las grandes señaladas cuando hablamos de los problemas ambientales (y no sin razón). Es por eso que la mayoría d

Descubriendo ALGAR-BBE Life con María Álvarez de Neoalgae: desarrollo de bioestimulantes con efecto biocida a partir de microalgas.
El MITECO pone en marcha unas jornadas formativas para analizar el papel de la universidad ante la emergencia climática
Qué es el Comercio Justo (Fair Trade) y que iniciativas existen

La industria automovilista es una de las grandes señaladas cuando hablamos de los problemas ambientales (y no sin razón). Es por eso que la mayoría de compañías tradicionales han empezado a lanzar diferentes modelos de coches eléctricos, tratando de adaptarse a la nueva realidad de la sociedad y las legislaciones vigentes.

Pero hoy no queremos hablar de esos nuevos vehículos de marcas conocidas, sino de esas empresas que nacieron exclusivamente bajo este paradigma. Puede que Tesla sea la más conocida, pero hay muchas más que ofrecen a sus clientes una alternativa real a la hora de pasarnos al automóvil eléctrico.

Pero, antes de conocer estos nombres, queremos preguntarnos: ¿Por qué son una buena solución los coches eléctricos? ¿De verdad suavizarán parte del problema actual? El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) lanzó un informe con algunas cuestiones muy interesantes.

Uno de los principales puntos a favor es la eficiencia de los coches eléctricos. Sus motores funcionan sobre el 75% (de la energía que consumen, un 3 de cada 4 partes realmente sirven para mover el vehículo). Por su parte, motores de combustión pierden casi el 70% de su energía en forma de calor.

Pero no solo hablamos de esta eficiencia o la menor emisión de CO2, sino también se extiende a toda la cadena de producción energética. El consumo eléctrico en España mezcla fuentes tradicionales como las centrales o la energía nuclear con energías renovables que provienen de los parques solares o eólicos. Por lo tanto, no solo es el propio vehículo el que desprende menos dióxido de carbono, sino que se evitan otros gases nocivos como los compuestos de nitrógeno o azufre.

Por último, hay que destacar un posible ahorro económico en toda la población. La mayor parte de aparatos eléctricos está en funcionamiento durante el día, lo que genera picos de demanda muy altos (con precios igualmente altos). Durante la noche, las llamadas horas valle, baja drásticamente este consumo, haciendo enorme la diferencia. Si el parque automovilístico de nuestro país incrementara notablemente la presencia de eléctricos, lo habitual sería cargarlos por la noche, reduciendo las diferencias de demanda de energía y, por tanto, estabilizando los precios.

¿Pero es todo bueno en los coches eléctricos? No. Aunque es un avance, los coches eléctricos no son la opción definitiva, pero si un paso de cara al futuro. Por ejemplo, las baterías de los coches eléctricos están producidas con materiales denominados raros, eso es, que son difcíles de obtener, como el litio. La obtención de minerales suele ir asociada algunas veces a prácticas poco éticas, o a conflictos geopolíticos entre estados, por lo que debemos tener esto en cuenta. Además, las baterías no son tan fáciles de reciclar ni duran para siempre, lo que puede suponer más deshechos electrónicos si no se gestiona bien.

Por otra parte, producir automóviles es muy intenso a nivel de otros materiales en las cadenas de producción (aluminio, plástico, acero…), por lo que otra de las patas importantes de cara al futuro es también apostar por modelos de «car-sharing» o «car-pooling«, así como el uso de transportes públicos, para reducir la flota de coches privados que existen.

Ahora que ya sabemos un poco más sobre estos vehículos eléctricos y cómo pueden ayudarnos como sociedad y al medio ambiente, vamos con la lista de esas marcas de coches eléctricos que hemos mencionado al inicio de este artículo.

15 Marcas de vehículos eléctricos a tener en cuenta

Tesla

Como decíamos al principio, puede ser la más conocida de todas. Lleva en el mercado desde 2003, aunque no fue hasta unos años más tarde que comenzaría la producción y venta de sus coches. Elon Musk y todo su equipo han ido perfeccionando los modelos hasta establecer sus productos por todo el mundo.

Polestar

La compañía sueca forma parte del grupo empresarial Volvo y, a pesar de haberse fundado en los años 90, fue a partir de 2017 cuando comenzó su producción de coches eléctricos. Volvo trata de introducir esta marca con una identidad propia para, precisamente, hacer frente a Tesla.

Rivian

Nacieron como Mainstream Motors en 2009 con el objetivo de lanzar un coche deportivo y eléctrico, aunque en 2017 (ya como Rivian) anunciaron la producción de dos modelos: un SUV y una pick up, presentados solo un año más tarde en el Salón del Automóvil de Los Ángeles. Ya están listos para reservar en su página web.

NIO

A diferencia de otras compañías, la primera marca china de nuestra lista nació en 2014 presentando ya su primer vehículo: el NIO EP9. Fue exclusivo para apenas unos pocos inversores, pero pronto lanzaron nuevos modelos. Además, NIO participa en el campeonato de Fórmula E, el hermano eléctrico de la Fórmula 1.

WM-Motor

Más conocida como Weltmeister, esta marca también china fue fundada en 2015 y lanzó el modelo EX5 en 2018. Cabe destacar que comparte con NIO uno de sus mayores inversores, el conglomerado industrial Tencent, que es una de las compañías más importantes del mundo a nivel tecnológico.

Rimac

Nos vamos hasta Croacia para descubrir esta empresa, que cuenta con tres modelos en activo: el Concept One (limitado a 6 unidades), el Concept_S y el C_Two. Además de sus propios vehículos, también fabrica baterías, sistemas de transmisión y coches para otras marcas con las que colabora.

Proterra

Hemos querido incluir esta marca porque, además de apostar por la electricidad como propulsión, lo hace a través de varios modelos de autobuses. Estos buses funcionan ya en las calles de más de 20 estados de los Estados Unidos, y planean expandirse a otros países en los próximos años.

Canoo

En 2017 se fundó con el nombre de Evelozcity, y propone un modelo de coche similar a una mini caravana. A través de un acuerdo con Hyundai, Canoo planea vender sus primeros vehículos en 2022, además de introducirlos en servicios de car sharing o alquiler.

Sono Motors

Esta start-up alemana tiene como objetivo empezar a producir su primer vehículo en 2022, para venderlo en 2023. El Sion, que así se llama, tiene varias características que lo hacen único: puede cargarse a través de paneles solares, cuenta con un filtro de aire que funciona a partir de musgo instalado en el interior del salpicadero, e incluye en su manual de uso los archivos CAD de la mayoría de sus piezas, para que puedan imprimirse a través de la tecnología 3D.

Nikola Motors

Con su mercado de actuación está reducido, al menos ahora mismo, al norte de América. La empresa ha lanzado varios modelos al mercado de cabinas de camión totalmente eléctricas o propulsadas por hidrógeno, con una autonomía suficiente para transportes de larga distancia.

Volta Trucks

Vamos con otra empresa especializada en camiones. Volta Zero es el principal modelo de esta compañía, que en 2020 presentó su primer prototipo y ha ido probándolo y mostrándolo por distintas ferias. En 2022 planea sacar sus primeras unidades, y puede que una de sus fábricas se establezca en Barcelona (en las antiguas instalaciones de Nissan) para abastecer al sur de Europa.

Lucid Motors

Empezando como fabricante de baterías, en 2014 se pasó al mundo automovilístico con el primer prototipo del Lucid Air. Este modelo, aún en desarrollo, promete reunir una enorme cantidad de tecnología para ofrecer al usuario una experiencia de conducción única.

Fisker

El coche Fisker Karma, único modelo (de momento) de la compañía, fue uno de los primeros vehículos híbridos eléctricos en mostrarse en el Salón del Automóvil de Detroit, en 2008. En 2012 tuvo que frenar su producción por la bancarrota de uno de sus proveedores principales, algo que también llevó a la ruina a Fisker. En 2014, el grupo Wanxiang compró la empresa y se comprometió a reanudar la fabricación.

Xiaopeng Motors

También conocida como Xpeng, se fundó en 2014 y comenzó la producción de su primer modelo (el SUV Xpeng G3) en 2018. Tienen como prioridad trabajar bajo la tecnología más desarrollada en cuanto a movilidad autónoma y uso de baterías. Uno de sus mayores inversores en el grupo Alibaba, otro de esos gigantes asiáticos que dominan el mercado.

Faraday Future

Casi como un juego de egos frente a Tesla, cerramos esta lista con Michael Faraday. La empresa se creó en 2014 pero pasó por importantes apuros financieros durante sus primeros años. No fue hasta 2018 que su economía se estabilizó, año además en el que completaron la preproducción del modelo FF 91 que ya está en marcha.

Como ves, el mundo de los coches eléctricos no se reduce a las pocas opciones híbridas o integrales que nos presentan las marcas convencionales. Aunque muchas de las que mostramos aquí todavía están en plena formación y sus modelos no son precisamente económicos, estamos seguros de que, en menos de diez años, conducir un coche eléctrico será algo completamente habitual.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
El Bien Social